Multa de hasta 750 euros en Pinto a quien deje orinar a su perro en la calle

madrid

| 18.04.2018 - Actualizado: 17:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Pinto quiere atajar el problema de los orines de los perros en la calle. En este municipio madrileño de 50.000 vecinos hay unos 8.000 perros. Y cada vez hay más canes. Por eso el Ayuntamiento ha decidido que los dueños que permitan a su mascota orinar fuera de las zonas permitidas podrán ser sancionados con una multa de hasta 750 euros.

Pinto tiene también establecidad multas para quienes viertan polvos de azufre para evitar las micciones de los perros en algunas fachadas y aceras. "Esta práctica, además de ser ineficaz como repelente también es ilegal, puesto que el uso de sustancias químicas en la vía pública está completamente prohibido. Además, se considera un delito ecológico, peligroso tanto para la salud de las personas como de los animales, incluyendo el riesgo de posibles filtraciones", argumenta.

Los responsables creen que un comportamiento cívico por parte de los propietarios de perros evitando que los orines de sus mascotas dañen las fachadas es la medida más eficaz para evitar el uso del azufre como repelente.

Hace un par de años el Ayuntamiento de Pinto, ya estableció severas multas de importe parecido para las cacas de perro. A través de la Concejalía de Ecología y Modelo de Ciudad, detectó que, a pesar de que una mayoría de ciudadanos propietarios de mascotas tiene una conducta cívica ejemplar, se produjo un aumento de excrementos de perros en la vía pública "que está generando malestar entre los vecinos". Además de dar una mala imagen del municipio, los excrementos - aseguraba - pueden crear focos de transmisión de enfermedades que afectan sobre todo a los niños. Tampoco son descartables posibles resbalones o caídas, "por tanto, la actitud incívica de una minoría puede suponer un gran problema a medio plazo"