Conocemos a Matías, el taxista solidario que ayuda con sus ahorros a gente necesitada

Conocemos a Matías, el taxista solidario que ayuda con sus ahorros a gente necesitada

Matías Martínez lleva cuatro décadas al volante de un taxi y está ya jubilado a su 80 años, pero quiere seguir sintiéndose útil. Con la crisis del coronavirus no ha dudado en aportar su granito de arena y ha repartido 25.000 mascarillas, allí donde lo han necesitado, sobre todo entre los taxistas de Madrid.

De hecho le conocen como el 'taxista solidario' porque Matías no sólo llevó comida a diario a los acampados sin techo del Paseo del Prado, sino que ofreció una nueva oportunidad al matrimonio de Antonio y Joaquina y su hijo. Telemadrid estuvo este lunes con este matrimonio a quien Matias ha ayudado a montar un bar en Leganés con sus ahorros, un establecimiento que abrirán en cuanto se lo permita la crisis del coronavirus.

Larga barba blanca y gorra

A sus 80 años ha pasado 37 al volante de un taxi, lleva una larga barba blanca y va vestido de forma impecable, con uniforme azul y gorra a juego. “Es azul de Vergara –dice a Telemadrid consciente de que su aspecto llama la atención- y como si fuera de Christian Dior, antes los taxistas íbamos así”.

Sobre su peculiar forma de vestir comenta con humor que “la primera vez que me hacen una entrevista causo mala impresión y la segunda…, peor”. Y sobre la barba asegura que “según dicen mis hijas, nací con ella”.

“No es que tenga mucho dinero, pero mi mujer y yo con poco tenemos bastante y mis hijas me han animado a ayudar"

Además de ayudar a quienes no tienen techo, Matías ha repartido ya miles de mascarillas que ha pagado de su bolsillo y con sus ahorros, sobre todo para los taxistas. “No es que tenga mucho dinero, pero mi mujer y yo que cobramos entre los dos unos 1.400 euros tenemos algunos ahorros y nosotros con poco tenemos bastante”.

Ayudar a gente que lo necesita

Dice que sus hijas lo ven bien y que le dijeron que les había dado ya “lo más importante que son sus carreras y que ahora si quería que ayudara con mis ahorros a gente que lo necesita que ellas no necesitan nada”.

Con esos ahorros, Matías les ha dado una nueva oportunidad a la familia de Juana y Antonio que tienen un hijo de 45 años minusválido y que estuvieron acampados con los sin techo en el Paseo del Prado. Ahora han montado un bar en Leganés que se pondrá en marcha cuando la crisis del coronavirus lo permita. Joaquina decía a Telemadrid que Matías es "mi ángel de la guarda".

"Con eso duermo bien"

“Al que no ha tenido una oportunidad -opina Matías en referencia a éste matrimonio- hay que dársela, lo que quiero es que sean autónomos y que tengan un piso donde estar. Yo con eso duermo bien”.

Matías se despide de Telemadrid con una canción que entona a la perfección, una de las muchas con las que entretenía a sus clientes en su época de taxista. Porque, además, este taxista solidario toca el órgano.