Rivas llora la muerte de Víctor, el joven arrollado por un kamikaze en la M-50

Rivas llora la muerte de Víctor, el joven arrollado por un kamikaze en la M-50

El domingo amanecimos en Madrid con la triste historia del fallecimiento de Víctor, un joven de 20 años, carnicero, que iba conduciendo a su nuevo trabajo.

Su vida ha quedado sesgada por un conductor kamikaze que estrelló su coche cuando circulaba en sentido contrario en la M-50. El kamikaze triplicaba la tasa de alcohol en sangre y ha salido indemne del accidente.

El juez de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Coslada ha imputado de forma inicial al kamikaze un delito de homicidio imprudente y otro contra la seguridad vial, han informado fuentes jurídicas. El conductor kamikaze se expone a penas de 1 a 4 años de prisión si se determina que el accidente fue involuntario o de 10 a 15 años de cárcel si provocó el choque de forma dolosa.

El kamikaze de la M-50 triplicaba la tasa de alcoholemia

La familia de Víctor ya había perdido recientemente a otro de sus familiares: el hermano falleció hace 11 meses.

Nuestro compañero Dani Mateos se ha trasladado a Rivas Vaciamadrid, donde residía Víctor, y ha estado hablando con los vecinos de la zona, que cuentan que “tienen mucha pena". "Es una tragedia para sus padres después de perder a otro de sus hijos”, comentan.

Los vecinos estaban en estado de shock y no podían evitar soltar una lágrima por la pérdida del que cuentan que era “un joven sano, simpático y que siempre andaba por el barrio”.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Conductor kamikaze