Un padre es increpado en Leganés por pasear con su hijo con autismo

Un padre es increpado en Leganés por pasear con su hijo con autismo

Vivimos días de confinamiento donde la norma principal para combatir los contagios por el coronavirus es estar en casa, pero ¿hay excepciones? Sí. Por ejemplo, el caso de José Manuel Silva, cuyo hijo, Adrián, tiene autismo y necesita salir a la calle. Por ello pasean cada cierto tiempo. El niño es hiperactivo y no puede permanecer varios días seguidos encerrado en casa. Su caso está contemplado dentro de las excepciones del estado de alarma.

Pero José Manuel cuenta a Telemadrid la desagradable escena que vivió junto a su hijo hace unos días en un parque de Leganés.

Lo llevó al parque y tuvo que enfrentase a insultos y gritos de los vecinos que le increpaban desde los balcones y llamaban a la Policía. “Grite tres veces que tenía autismo y los vecinos seguían gritando e insultándome, no me hicieron ningún caso e incluso llamaron a la Policía”, explica a Telemadrid.

José Manuel tenía los papeles que acreditan la condición de su hijo, lo explicó a los agentes y no tuvo ningún problema, pero ha colgado un vídeo en redes sociales donde pide a la gente un poco de calma, de reflexión. “Puedo comprender que alguien que no sepa se queje, pero no que grite y que me insulte cuando se lo explico, y menos con mi hijo”.

Pide calma y reflexión

Este padre pide calma a todos “porque a veces hay una explicación detrás de las cosas”. El confinamiento es duro para todos, pero para un niño que padece autismo y con hiperactividad, más todavía, ya que incluso pueden acabar autolesionándose.

De hecho, José Manuel señala que su hijo no sale todos los días, “aquella fue la primera vez”. No obstante, asegura que volverá a la calle con su hijo si, llegado el momento, considera que es menos peligroso para su hijo salir que quedarse en casa.