Eso no se pregunta: Adictos al juego

Eso no se pregunta: Adictos al juego

"Pérdida de la dignidad personal, de la conciencia, del control, de la familia, de los hijos", así describen la ludopatía algunos de nuestros entrevistados que han tenido que luchar contra este problema.

Y es que este trastorno consiste en la necesidad incontrolable de jugar, a pesar de las consecuencias negativas, y está reconocida por la Organización Mundial de la Salud como una adicción comportamental que se considera que tiene características muy similares a las adicciones con sustancia.

Además, las nuevas tecnologías y la publicidad en eventos deportivos, han agravado el problema bajando la edad de iniciación al juego hasta la minoría de edad cuando ya empiezan a realizar algunas apuestas para más tarde hacerlo sin control.

Agradecemos la colaboración de APAL, AJUPAREVA, ABAI, FECYLJAR, AMALAJER, Luchadores contra la ludopatía y a la Fundación Hay Salida.

Montse Jiménez, Alejandro Torre, Roberto Fontaneda, María Jesús Escudero, Ángel Aranzana, Juan Carlos Gallego y Daniel Álvarez son nuestros protagonistas y responderán a todas las cuestiones para romper con los tabús y estereotipos.

¿Cómo te enganchaste?, ¿El juego ha sido tu ruina?, ¿Por qué decidiste rehabilitarte?...

Eso no se pregunta
¿Qué es lo peor que has llegado a hacer?
“Yo quería que mi madre se muriera. Yo decía, si mi madre se muere, con lo que yo herede ya puedo jugar”
Montse tiene 53 años. Lleva más de 9 sin jugar. Su adicción le viene desde que era niña. Ya en el colegio jugaba a las cartas y apostaba de todo: jerseys, zapatillas, relojes… Estuvo enganchada a la lotería, a las tragaperras y a los cupones de la ONCE. Tiene la incapacidad absoluta por su ludopatía.

Eso no se pregunta
¿En qué consiste la ludopatía?
“Tu principal acción todos los días es el juego, el pensar en el juego, desde que te levantas hasta que te acuestas”
Roberto tiene 21 años. Empezó a jugar con 17 a las tragaperras y luego se enganchó a la ruleta. Él ha sido uno de esos menores que ha entrado a un salón de juegos sin que le pidan el DNI. Ahora da gracias a la rehabilitación porque ha conseguido ser otra persona y recuperar a su familia. Si algo ha aprendido es que nunca se puede bajar la guardia porque jugador puedes dejar de serlo, ludópata lo vas a ser siempre.

Eso no se pregunta
¿Sigues creyendo en la suerte?
“No creo en la suerte. La suerte es la que cada uno se granjea”
María Jesús 47 años y lleva 10 en rehabilitación. Cuenta que en su época de jugadora su vida consistía en intentar conseguir dinero por todos los medios. Dejó de prestar atención a su marido y a su hijo recién nacido. En tres años, llegó a perder entre 18.000 y 20.000 euros. Para ella el peor estigma es el que sufre la mujer jugadora.

Eso no se pregunta
¿El juego ha sido tu ruina?
“Yo he llegado a estar en un coche decidiendo qué hacer con mi vida. Y por suerte, elegí vivir. Y aquí estoy ahora”
Juan Carlos tiene 54 años. Las apuestas deportivas le llevaron a la ludopatía. Siempre fue muy deportista, pero ahora lleva más de tres años sin ver deporte por televisión porque la publicidad que aparece constantemente le causa ansiedad. Ahora ayuda a chavales que han tenido problemas con el juego.

Eso no se pregunta
¿Cómo te enganchaste?
“Eché 3 euros y me tocaron 450 o 470, no lo recuerdo. Y pues, en ese momento se iluminó para mí ahí una luz y dije, si con 3 euros me he sacado casi 500, con 50 me saco para comprarme un coche”
Daniel tiene 27 años y empezó a jugar con 18 en los salones de juego de su barrio. Probó con las apuestas deportivas pero lo que le enganchó fue la ruleta. Nos cuenta cómo tocó fondo el día que se jugó la paga extra en una noche. Desde que inició la rehabilitación sigue unas normas muy estrictas como salir a la calle sin dinero y sin DNI. Ahora es el portavoz de Luchadores contra la ludopatía.

¿Qué propones para frenar la adicción al juego?
“Yo no puedo ver empezar un partido y comerme quince anuncios de casas de apuestas, en el intermedio otros quince y al terminar otros quince”
Alejandro tiene 22 años y estudiante de Periodismo en proceso de rehabilitación. Fue adicto a las apuestas deportivas y al juego online desde los 16 años. Cuenta cómo era un día normal en su vida antes de tratarse y cómo se le pasaban las horas entre el salón de juego y el casino. Una frase de su madre marcó un punto de inflexión en su tratamiento: “Dijo que llegó a dudar de si me quería. Aquello me produjo una mezcla de rabia y tristeza”.

Eso no se pregunta
¿Por qué decidiste rehabilitarte?
“Me tocó reconocerlo porque no podía ya asumir las deudas con el sueldo que tenía”
Ángel fue adicto a la Lotería, la Primitiva, a los cupones y a los rascas de la ONCE. Llegó a acumular 135.000 euros en deudas por culpa del juego. Cuenta como la adicción le convirtió en un mentiroso compulsivo, con engaños constantes a su familia. Lo último que hizo fue robar a sus hijos el contenido de sus huchas para jugárselo. Consiguió rehabilitarse y es presidente de AJUPAREVA, Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid.

Eso no se pregunta
¿El juego es la nueva heroína de los jóvenes?
“Una investigación que acabamos de hacer en la FAD nos demuestra que el juego está entrando como una actividad más en el ocio juvenil. Esto es problemático, porque está mucho más normalizado, se ve como menos arriesgado”
“Beatriz es la directora de FAD (Fundacion de Ayuda contra la Drogadicción) y acude en representación de la misma para brindarnos su experiencia en la prevención de distintas adicciones."

Mejores Momentos

Programas Completos