PP y Cs se revuelven contra Sánchez por “no defender” al Rey de las “injurias” de EH Bildu

PP y Cs se revuelven contra Sánchez por “no defender” al Rey de las “injurias” de EH Bildu

PP y Ciudadanos tomaron este domingo la palabra tras la intervención de la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, para denunciar su “infame” intervención y que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, “no defendiese” al Rey en su réplica frente a las “injurias” vertidas por ella.

En nombre del PP, fue su presidente, Pablo Casado, quien espetó a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, que “debería haber llamado al orden a la portavoz de EH Bildu tras vertir descalificaciones y conceptos injuriosos contra las instituciones del Estado”.

“Lo más escandaloso es que el candidato no ha defendido la Constitución, ni al Rey de España, ni a las víctimas del terrorismo”

En palabras de Casado, “lo más escandaloso es que el candidato no ha defendido la Constitución, ni al Rey de España, ni a las víctimas del terrorismo” después de las palabras de Aizpurua. A su juicio, se trata de la intervención “más nauseabunda” que se ha escuchado en la Cámara.

Abundó en que las expresiones usadas por la portavoz de EH Bildu son “intolerables” para las víctimas del terrorismo y consideró “inaceptable” que el presidente del Gobierno en funciones hable de “un valladar” a la derecha en vez de reprender a Aizpurua por sus palabras sobre el Rey.

Nada más concluir su queja Casado, el líder de Vox, Santiago Abascal, volvió al hemiciclo del que se había ausentado durante la intervención de EH Bildu. Fue recibido en pie y con un clamor de aplausos por sus compañeros de bancada, una ovación a la que se sumaron diputados del PP y Cs.

A continuación, el portavoz adjunto de Ciudadanos Edmundo Bal invocó el artículo 72 del Reglamento, que “permite a cualquier diputado reclamar”. Se refirió a que el 103 “impone la llamada al orden cuando se está faltando al decoro a las instituciones del Estado”.

En el caso concreto de Aizpurua, remarcó que “ha dicho que España es un país autoritario y que una expresión de ese autoritarismo fue el discurso del jefe del Estado el 3 de octubre de 2017”. “¡Autoritarismo significa ser antidemocrático, significa no defender los derechos fundamentales!”, le contestó.

En este sentido, acusó a la diputada de EH Bildu de “llamar fascista al jefe del Estado”. En esta situación, dijo que esperaba que el candidato a la investidura “defendiera” al jefe del Estado pero denunció que “no lo ha hecho”.

Cs exigió a la Presidencia de la Cámara que, en cumplimiento de la llamada al orden, reclamara a la portavoz de EH Bildu, que se retracte de sus manifestaciones y que “se borre del diario de sesiones las alusiones que ha hecho al jefe del Estado español”. El PP también pidió la transcripción de la intervención de Aizpurua ante "sus palabras ofensivas hacia el Monarca".

“Para garantizar esa democracia plena tenemos que garantizar la libertad de expresión en el interior de esta Cámara”

Ante estas intervenciones de Casado y Bal, la presidenta de la Cámara Baja recordó que hubo otras épocas en este país “donde no se permitía la crítica” al Gobierno y a otras autoridades del Estado. “Por suerte esas épocas han pasado”, afirmó, lo que desató el aplauso de buena parte del Congreso.

“Señorías, disfrutamos de una democracia plena”, subrayó, antes de ahondar en que “para garantizar esa democracia plena tenemos que garantizar la libertad de expresión en el interior de esta Cámara”. Así, aseguró que “eso es lo que va a hacer esta Presidencia”.

Posteriormente, en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, Aizpurua defendió que “no ha habido insultos” en su intervención en el debate de investidura, sino una “crítica política”. En cambio, denunció que desde la bancada de la derecha “sí ha habido una serie de insultos de grueso calibre”.

“Valoraremos de aquí en adelante qué es lo que ocurre”, avisó la parlamentaria de EH Bildu, al tiempo que opinó que “hay que hacer mucha pedagogía democrática y mucha pedagogía antifascista”. Sobre la postura tomada por Batet, respondió que “es una cuestión lógica y democrática que la libertad debe prevalecer”.

Programas Completos