Condenando a 60 días de arresto domiciliario por decir un piropo a una chica
Vídeo: Telemadrid | Foto: ARCHIVO

Condenando a 60 días de arresto domiciliario por decir un piropo a una chica

La nueva ley de libertad sexual considera como delito el acoso callejero, piropos incluidos. Así se recoge en el anteproyecto de ley que recibió luz verde el pasado mes de marzo y que elimina la diferencia entre abuso y agresión.

Se trata de un delito leve que ya se puede denunciar: “Me parece demasiado que por decirle a una chica lo guapa que es y lo bonita que va, esa chica dé la vuelta a la situación y vaya a la Policía”, explica Fernando.

“Cumplí 60 días de arresto domiciliario por decirle un piropo a una chica que pasaba por la calle”

A Fernando le denunciaron por decir un piropo a una chica mientras estaba trabajando en una obra en la estación de Chamartín: “La veía todos los días. Un día me lancé y la dije: Madre mía qué bien te parió tu madre y que guapa eres; ese piropo me costó 60 días de arresto domiciliario”, explica.

El suceso pasó este verano y fue acusado por un delito de injurias: “Me parece exagerado, no creo que esto sea motivo para denuncian a una persona”, cuenta Fernando.

A parte del arresto domiciliario, este acto también puede ser sancionado con trabajos comunitarios o una multa.

Mejores Momentos

Programas Completos