Raquel, de 32 años: "He tenido que dejar de trabajar por las secuelas que me ha dejado el coronavirus"

Raquel, de 32 años: "He tenido que dejar de trabajar por las secuelas que me ha dejado el coronavirus"

Raquel es una enfermera de 32 años que contrajo el coronavirus en uno de los hospitales donde trabajaba.

Pasó 40 días en casa con fiebre, dolores musculares, insomnio y mucho cansancio; pero tras incorporarse a su puesto de trabajo empezó a tener dificultades para mantener una conversación y, en una de las pruebas, le detectaron tres lesiones en la cabeza.

"Cuando veo a tanta gente sin mascarilla que cree que no le va a pasar nada, me resulta muy impotente la situación", ha lamentado.

Actualmente, la enfermera está de baja y va mejorando cada día. "Somos optimistas y pensamos que todo mi esfuerzo va a servir para poder recuperar mi vida", ha explicado.