La buena mesa y el exquisito protocolo, claves para ser un gran anfitrión

Acompañamos al embajador Mark Anthony Micaleff en una cena oficial en su residencia

La buena mesa es otra de las grandes pasiones de Mark Anthony Micaleff. El embajador hace gala de su fama de buen anfitrión y de su exquisto conocimiento del protocolo en la mesa.

Tenemos oportunidad de comprobarlo en una cena oficial que el embajador a organizado en su casa para comensales españoles y malteses. Antes del evento, Micaleff supervisa personalmente cada detalle de la mesa, la vajilla, cubertería y decoración.

Tras el visto bueno a la mesa, llega la hora de hacer la compra. El embajador acude al Mercado de La Paz acompañado de Mark Delia, el chef encargado de la cena.

Ya en la cocina de la residencia, el chef Delia maltés prepara algunos platos típicos de la ecléctica cocina maltesa: Ravjul, Bragioli y el Imqaret, pasteles de masa anisada rellenos de dátiles.

Los comensales van llegando. El embajador Micaleff recibe amistosamente a sus invitados y juntos disfrutan de la animada cena que termina con un brindis por España y por Malta.