Mi cámara y yo : ¡A tope de tuning!

Mi cámara y yo : ¡A tope de tuning!

Puertas imposibles, pinturas de caramelo, luces de discoteca, humo con olor a fresa y un "musicón a tope de power" es lo que se encuentra en el "Custom", el tipo de "Tuning" más llamativo, espectacular y sorprendente.

Los "Racing-boys" o aficionados al mundo del racing pasan más de 3 horas limpiando y preparando sus coches. Israel asegura que se gasta unos 90 euros en productos para limpiar su vehículo y que para él pasar tiempo con su coche es una pasión.

Pasar una pre-ITV le cuesta unos 50 euros. Una vez a la semana estos tuneros, realizan "KDDS", o sea, reuniones para comentar sobre sus coches, accesorios y novedades del mundo del tuning. Isra y Álvaro pertenecen al "Racing Motor Club", que supera ya el centenar de integrantes. Si quieres ver cómo viven los que tienen alma de "Racing-boy" no te pierdas este "Mi cámara y yo", ¡A tope de tuning!.

Trasformar y tunear una camioneta para convertirla en vivienda, oficina, laboratorio, sede bancaria, o lo que uno quiera, ya es posible a partir de 1.200 euros y aquí en Madrid.

Enrique tras años de viajar por todo el mundo, es capaz de convertir camionetas de reparto de pan en verdaderas auto-caravanas con cama, wáter, ducha, armarios, soportes para bicicletas o tablas de surf y hasta camiones apartamento para conducir hasta el desierto con todas las comodidades. Desde 1.200 euros hasta 25.000 podemos realizar nuestro sueño, pero uno se puede gastar lo que quiera, no hay límites.

Una Harley Davidson puede llegar a superar los 300.000 euros de coste si la hacemos a nuestro gusto. Esta marca de motocicletas es la más exclusiva y se transforma y tunea al total capricho de los clientes.

Alfonso era profesor de matemáticas de la facultad y decidió dar un giro de 180 grados a su vida y montar un negocio de motos en el que tunea, arregla, transforma y hace realidad los sueños de cada persona. Este motero de alma no pasa desapercibido en la calle, ya que su moto tiene un ruido característico y un manillar de 55 centímetros que no deja indiferente a nadie.

Por su parte, Adrián puede transformar un coche de una determinada marca en un Ferrari, hacer que un vehículo parezca "Kit, el coche fantástico" y convertir una ambulancia antigua en el coche de los Cazafantasmas. Vito ha tuneado su coche basándose en el recuerdo de su abuela y en la familia, además su vehículo ha protagonizado varios anuncios en televisión. Este tunero ha perdido la cuenta de lo que lleva gastado en su coche. Si te gusta el tuning en estado puro, no te pierdas ¡A tope de tuning!.