Mi cámara y yo: El Orgullo de Madrid

Mi cámara y yo

| 26.06.2017

Madrid se prepara para acoger el WordPride 2017, uno de los eventos más importantes del año en la capital en el que se espera recibir la friolera de 4 millones de personas. Esta semana nuestra reportera Andrea Ballester ha salido a la calle para conocer cómo se vive el Orgullo, cómo se engalanan nuestras calles y qué piensan los vecinos y comerciantes de Chueca, el barrio que más puede presumir de igualdad y tolerancia.

Visitaremos a Mili, propietaria de la primera librería de literatura homosexual de España y todo un referente en Chueca, que nos contará cómo nació el movimiento gay en Estados Unidos y por qué hoy celebramos el Orgullo. También imprescindible en el barrio es Charo, una jerezana de 66 años que trabaja junto a su hijo y yerno en una tienda de lencería masculina. Aunque los clientes habituales ya la conocen, aún son muchos los que se sorprenden al verla vender sin tapujos, y sobre todo con mucho amor de madre, calzoncillos y tangas, ahora más que nunca de cara al WorldPride.

Conoceremos también a Roberto, hijo de un visionario que montó la primera inmobiliaria de Chueca cuando nadie apostaba por un barrio por entonces conflictivo. Hoy en día, sin embargo, es una de las zonas más cotizadas de la capital gracias a la llegada de la comunidad gay que con las fiestas del Orgullo ha colgado el cartel de completo en todos y cada uno de los alojamientos ofertados.

Sin duda Chueca es un barrio de contrastes, y si no, que se lo digan al padre Ángel que en plena calle de Hortaleza recibe en su iglesia a todo el que lo necesite sin hacer ningún tipo de distinción, menos aún, por su orientación sexual. Un oasis entre tanto preparativo, que nos llevará también a la cita obligada con la peluquería para lucir como nunca en el Orgullo y a vivir en directo el cambio de los primeros semáforos que presumen de igualdad en la capital.

Aunque si de algo presume el Orgullo es de amor, como el que llevó a Juan y Lluis, pareja de más de 11 años, a dar un vuelvo a su vida y formar, a pesar de las dificultades, una familia. Un sueño que no descarta lograr Lara Sajén, una de las transexuales más conocidas de la noche madrileña y que esconde tras el ciclón que parece, una mujer enamorada y muy orgullosa de su condición.