Locura al volante, la nueva moda para conseguir 'likes'

Locura al volante, la nueva moda para conseguir 'likes'

Un conductor se graba a sí mismo conduciendo a 263 kilómetros por hora y lo sube a las redes sociales, así ha sucedido cerca de Barcelona. Los mossos han conseguido identificar al conductor, que ya ha sido denunciado. Es un tipo de comportamiento que prolifera en redes, en las que se exhiben las imprudencias al volante sin ningún tipo de tapujo.

Este conductor graba como el coche cada vez coge más velocidad, llegando a más de 250 kilómetros por hora en una carretera convencional, y además en un tramo limitado a 90. El conductor únicamente utiliza una única mano en el volante, mientras que la segunda la usa para sujetar el móvil con el fin de dejar testimonio gráfico.

Las redes sociales alimentan el ego y para ganar aplausos virtuales hay que destacar sobre la media, es por eso que muchos usuarios cometen este tipo de infracciones con tal de conseguir un ‘puñado’ de likes.

Tampoco parece lógico conducir a 253 kilómetros por hora en la R-4, a la altura del Valdemoro. En este caso al conductor no le ha dado tiempo a colgar su imprudencia en las redes sociales ,ya que el helicóptero Pegasus de la Guardia Civil detectó al conductor y lo detuvo antes de que provocara un accidente.

Mejores Momentos

Programas Completos