Las residencias de ancianos madrileñas piden urgentemente los test tras varios muertos en sus centros

Las residencias de ancianos madrileñas piden urgentemente los test tras varios muertos en sus centros

Las residencias de ancianos de la Comunidad de Madrid piden urgentemente recibir test para conocer la situación real a la que se enfrentan. Preocupan y mucho estos centros, sobre los que se siguen conociendo terribles datos.

Once ancianos han fallecido en los últimos días en la residencia Ballesol Mirasierra. Los familiares están desesperados y piden que acuda la UME a desinfectar los centros. En esta residencia aún están pendientes de que recojan los últimos cuerpos. Piden ayuda desesperada porque los residentes son muy mayores y muy vulnerables.

En otra residencia, la Orpea Loreto han fallecido 12 residentes. Todos tenían síntomas pero sólo se le ha hecho la prueba a uno, que ha dado positivo.

Y en Sanchinarro, un centro del mismo grupo ha tenido 20 fallecidos, todos con síntomas.

Ese es el caballo de batalla de las residencias como explica a Telemadrid el secretario general de Aeste, Jesús Cubero. Piden urgentemente que lleguen los tests.

Preocupación de familiares y trabajadores

En la residencia Edad de Oro, de El Álamo, están desbordados. La mayoría del personal tiene síntomas y les falta material. Mientras en Ciempozuelos, algunos trabajadores con síntomas denuncian que la dirección del centro hace caso omiso. Por ejemplo, la hermana de Iván se dio de baja voluntaria y ahora está hospitalizada y entubada, según refiere a Telemadrid.

Todo esto ocurre tras una jornada negra, ya que sólo ayer miércoles fallecieron 40 personas en las residencias de nuestra Comunidad.