Malestar en Vallecas tras asumir Valdemingómez los residuos del vertedero de Alcalá

Malestar en Vallecas tras asumir Valdemingómez los residuos del vertedero de Alcalá

La planta de Valdemingómez, en Vallecas, ha empezado a recibir este sábado los residuos de los 31 municipios que integran la Mancomunidad del Este, una decisión adoptada por el Ayuntamiento de la capital a petición de la Comunidad de Madrid ante el cierre del vertedero de Alcalá de Henares.

El Ayuntamiento de Madrid decidió este viernes asumir en la planta de Valdemingómez "de manera transitoria y excepcional" la gestión de estos residuos tras recibir un nuevo escrito de la Comunidad de Madrid instándole a ello.

Lo hará durante un plazo de doce meses prorrogables a un máximo de seis mientras termina de construirse la planta de Loeches, que sustituirá al vertedero de Alcalá de Henares.

Así, los residuos de los municipios del este, que agrupan a más de 775.000 habitantes, han comenzado a llegar a Valdemingómez este sábado 28 de diciembre, día previsto del cierre del vertedero de Alcalá de Henares.

En funcionamiento desde 1984, este vertedero gestiona unas 200.000 toneladas de basura al año.

El presidente de la Mancomunidad del Este y alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ha agradecido al Ayuntamiento de Madrid su ayuda y se ha comprometido a que la futura planta de Loeches esté lista "en el menor plazo posible".

La gestión de las basuras del este ha provocado una división dentro del Gobierno municipal de PP y Ciudadanos en Madrid.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, era partidario al igual que la Comunidad y la Mancomunidad de usar la planta de Valdemingómez de forma temporal.

En cambio, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, se oponía a esta opción al alegar que la capital no podía convertirse "en el vertedero de toda la Comunidad".

Por su parte, Más Madrid solicitará medidas cautelares al juzgado para suspender la llegada de los residuos procedentes de la Mancomunidad del Este a Valdemingómez, ha anunciado la concejala Esther Gómez.

La decisión anunciada por el equipo de Medio Ambiente y Movilidad, capitaneado por Borja Carabante, es "inadmisible" para Más Madrid porque demuestra la "falta de previsión de la Comunidad y de la Mancomunidad del Este, que sabían desde hace tiempo que esta situación iba a llegar".

"Los vecinos de Vallecas no se merecen esto", ha defendido Esther Gómez antes de anunciar que el grupo municipal solicitará a los juzgados medidas cautelares para suspender la decisión y "proteger la salud de los vecinos de Vallecas".