Usera recibe el Año Nuevo chino de la rata y de la suerte en Madrid

Usera recibe el Año Nuevo chino de la rata y de la suerte en Madrid

El Año Nuevo Chino ha vivido este domingo su día grande en Madrid con el tradicional pasacalles multicultural de Usera, el particular China Town de la capital española, donde han abundado las caretas de la rata, animal que apadrina a 2020 con suerte y prosperidad.

De cartón, engalanadas con flores rojas en las orejas y mejillas sonrosadas, estas caretas de ratilla con la imagen promocional usada por el Ayuntamiento de Madrid en este nuevo año chino han cubierto la cara de gran parte de los congregados en Usera: cientos de personas que han formado una masa multicultural y multigeneracional.

Y es que cada vez "más madrileños y madrileñas" acuden a este desfile, explica Paula Ehrenhaus, directora artística del Año Nuevo Chino para el Ayuntamiento de Madrid, porque "es muy famoso" y, en este año, trae además "prosperidad y suerte".

"Es el año de la rata, y empieza un nuevo ciclo del zodiaco porque la rata es el primero de los doce animales del horóscopo chino, y eso significa también que es un año de prosperidad y suerte", dice sobre este 2020.

El de Usera es un pasacalles ya "tradicional" pues comenzó a celebrarlo por su cuenta la propia comunidad china de Madrid y desde hace cinco años el Ayuntamiento lo apoyó con un programa de ocio y cultural con muchísimas actividades en colaboración con la embajada de la República Popular China, como explicó su directora artística momentos antes de que comience el desfile.

La Unión China de España ha abierto la fiesta escoltando a un gran autobús de dos plantas que ha dado la bienvenida al Año Nuevo Chino, seguido de la Fundación Changqing.

Ha continuado la Asociación de Estudios de Sectas de los Chinos Residentes en Madrid, y tambores y dragones rojos con tonos dorados que han ido danzando gracias a decenas de porteadores, bajo la atenta mirada y los flashes de los cientos de asistentes y de los curiosos que han contemplado el espectáculo desde los balcones de la calle Marcelo Usera.

Usera es una pasarela de vivos colores rojos, verdes, azules o rosas

Vestidos tradicionales en las mujeres, de vivos colores rojos, verdes, azules o rosas, han contrastado con las deportivas -también de todas las tonalidades- que han protegido los pies para hacer frente a un recorrido que se ha desarrollado por la calle Marcelo Usera y la avenida de Rafalea Ybarra, hasta llegar a la abarrotada plaza anexa a la Junta de Distrito de Usera.

Entre el agitar de abanicos y el paso otros colectivos, como la Asociación Cultural China de Qipao, la compañía circense El Circódromo ha cerrado la comitiva con sus zancudos componentes y un artista manteniendo el equilibrio sobre una gran bola azul.

En cambio, se han visto pocas mascarillas -algunas para no contagiar la gripe- en este desfile, donde no ha habido temor al coronavirus originado en la provincia china de Wuhan y que ha generado preocupación internacional, aunque por el momento en España no se ha detectado ningún contagio.

Como "ciudad acogedora y tolerante", Madrid "quiere compartir las diversas culturas y que se integren y que no solo lo celebren los chinos de Usera, de Madrid, sino que todo Madrid se vuelque en esta festividad", ha destacado ante los periodistas la delegada de Cultura de la capital, Andrea Levy.