La mitad de los vecinos de Morata de Tajuña sin acceso a la fibra óptica

La mitad de los vecinos de Morata de Tajuña sin acceso a la fibra óptica

La mitad de los vecinos de Morata de Tajuña navegan por internet a alta velocidad, la otra mitad, lo hace a "pedales". Una guerra comercial entre compañías de telefonía móvil ha dejado a medio pueblo sin fibra óptica.

"Muchos de los vecinos necesitan fibra para trabajar. Los autónomos tienen problemas para desarrollar su actividad"

La responsabilidad no es de las administraciones, ni de la Comunidad de Madrid. El alcalde, Ángel Sánchez, considera inaceptable esta situación. "Muchos de los vecinos necesitan fibra para trabajar. Los autónomos tienen problemas para desarrollar su actividad".

Es el caso de Jorge Chamizo, fotógrafo de Morata. Conectarse a Internet es una odisea. Tiene enormes dificultades para hacer llegar su trabajo a los clientes. Tiene que desplazarse hasta Arganda del Rey para mandar sus fotografías. "Me cuesta mandar dos Gb de datos 14 horas. Si me fuera a París en coche las enviaría antes.".

Esta situación le ha repercutido económicamente. Pierde trabajos que no puede entregar en una fecha determinadas y gasta combustible cuando tiene que desplazarse a otra localidad.

Esta situación tiene a los vecinos indignados. No entienden cómo a tan sólo 35 kilómetros de la puerta del sol tengan que viajar por la red a "pedales".