Más controles este fin de semana para evitar viajes a segundas residencias

Luminoso en la carretera
Luminoso en la carretera

Policía Nacional y Guardia Civil reforzarán los controles en carretera a partir de este viernes para evitar las salidas de las ciudades, después de que el fin de semana pasado se registraran 4.000 denuncias por saltarse el confinamiento, según ha explicado en rueda de prensa el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago.

Desde la Benemérita, se incorporarán nuevos efectivos de la Agrupación de Tráfico para el control de carreteras para identificar a aquellos vehículos que estén realizando "desplazamientos indebidos", es decir, aquellos que no forman parte de las excepciones que contempla el decreto de estado de alarma aprobado por el Gobierno y que incluye a las personas que van a trabajar, a aquellas que van a hacer la compra o que deben atender a personas dependientes o con discapacidad.

También la Policía Nacional reforzará los controles, con ayuda de las Policías Locales, en las entradas y salidas de las principales ciudades para evitar estos desplazamientos, según ha explicado el director operativo adjunto, José Angel González.

Además, ha señalado que los agentes tendrán "tolerancia cero" con todos aquellos que "por su insolidaridad" se salten el confinamiento y pongan el "peligro la salud de los españoles". En este sentido, ha recordado que ya hay personas en prisión por incumplir reiteradamente este delito.

Madrid pide al Gobierno evitar desplazamientos de la capital hacia pueblos

La Comunidad de Madrid había solicitado a la Delegación del Gobierno que ponga en marcha un dispositivo que impida la salida de miles de madrileños el fin de semana hacia pueblos de la región, en el marco del estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

Así lo ha expresado el consejero madrileño de Vivienda y Administración local, David Pérez, en una entrevista en Onda Madrid , en la que ha explicado que algunos pueblos, como Lozoyuela o San Martín de Valdeiglesias, han registrado un aumento "desproporcionado" de habitantes en los fines de semana.

"No puede ser", ha dicho el consejero, y ha pedido a las personas reflexionar sobre las cifras de muertos y de contagios que ha ocasionado el coronavirus y el "problema serio" que tales desplazamientos ocasionan a los pueblos, que han estado preocupados por mantener la desinfección y el confinamiento de sus habitantes, entre ellos personas mayores solas.

Además, en una nota de prensa, el Gobierno regional pide al delegado del Gobierno, José Manuel Franco, que ponga en marcha un dispositivo de vigilancia "por el bien de esos pequeños municipios que se ven desbordados e incapaces de hacer frente a lallegada de vecinos”.

Este fenómeno -dice la Comunidad de Madrid- se produce en todos los ámbitos de la región, pero "muy especialmente lo acusan los pequeños municipios de la Sierra Norte, sureste y suroeste", con especial incidencia sobre las localidades pertenecientes a la Sierra del Guadarrama y de la carretera de los pantanos.