Cataluña tensó desde el inicio el debate electoral del 4-N

Cataluña tensó desde el inicio el debate electoral del 4-N

El bloque llamado 'Cohesión de España' fue el primero de este debate electoral de este 4-N, tras las primeras intervenciones que centraron el discurso en cómo evitar el bloqueo político actual. Cataluña centró este bloque casi por completo. Se vivieron los primeros reproches y momentos de tensión, sobre todo entre Pedro Sánchez, Pablo Casado y Albert Rivera. Este ultimo, además, fue quien más recurrió a sacar en el debate objetos y cartulinas para apoyar sus argumentos.

"La crisis que se vive en Cataluña es una crisis de convivencia y debemos reducir a la mínima expresión los espacios de confrontación", dijo el candidato socialista, Pedro Sánchez, para empezar este bloque.

Sánchez anunció "tres importantes medidas". La primera, "construir concordia desde la educación, con una nueva asignatura obligatoria de España sobre educación en valores civiles, constitucionales y eticos; la segunda, "modificar la ley general audiovisual para que los consejos de administración de todos los entes públicos de medios de comunicación sean aprobados con un respaldo de dos terceras partes de sus parlamentos autonómicos., para acabar con el uso sectario, como parte del independentismo catalán en el caso de TV3; la tercera, incorporar en el Código Penal un nuevo delito para evitar referéndum ilegales como han ocurrido durante el gobierno del PP".

El líder del PP, Pablo Casado, reprochó a Sánchez sobre sus políticas en Cataluña y le pidió que respondiera qué quiere hacer en la región catalana.

"Le hago responsable de que se pueda votar en libertad en Cataluña. No está aplicando la ley porque depende de los votos de los independentistas", le dijo Casado.

Mientras, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, inició su intervención enseñando un adoquín: "Este adoquín representa una amenaza al Estado de derecho y a la democracia. Si hay problemas hay que solucionarlos. Cesemos a Torra. El 10 de noviembre mucha gente irá a votar en mi tierra sin libertad. Le pido que actúe para garantizar unas elecciones limpias".

Rivera reprochó las acciones de Sánchez en Cataluña y también criticó la complicidad del PP con el independentismo con varias cesiones durante sus mandatos. Casado respondió a Rivera que no haga fake news. "Y no se equivoque de adversario", advirtió a Rivera.

El líder de Vox, Santiago Abascal, cargó contra PSOE y PP y les culpó de la situación en Cataluña. "Aquí ha habido un golpe de estado permanente desde Jordi Puyol y eso ha derruido las libertades de Cataluña. Debemos denunciar a los partidos nacionales que durante décadas han regalado impunidad a los independentistas. El 155 fue un 155 descafeinado y solo sirvió para convocar unas elecciones caprichosas en Cataluña".

Entre sus medidas propuestas, ilegalizar a los partidos independentistas y cesar y detener al actual presidente catalán, Quim Torra.

Por su parte, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, reprochó a sus adversarios que solo hablaran de Cataluña: "Hay gente que vive en el mundo rural y sabe lo que no es acceder a los servicios públicos. No tienen trenes o acceso a la salud. Eso es un problema de cohesión social del que nunca se habla. Cuando en un tema solo hablamos de Cataluña faltamos el respeto a miles de españoles que sufren problemas de cohesión del que nunca se habla".

Sobre Cataluña, dijo que quizá los partidos deben renunciar a las líneas rojas y le pidió a Abascal que no le enseñara a "ser español". El líder morado defendió una España plurinacional y crear una mesa de partidos políticos para apostar por el diálogo.