El madrileño Carro, plata europea en 3.000 obstáculos | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El madrileño Carro, plata europea en 3.000 obstáculos

Hortelano se queda a una centésima del podio: "No salí del hospital para ganar una medalla, correr es una victoria"

Carro: "Es un momento fabuloso, siempre había soñado con esto"

Laura Bueno se despide en las semifinales de 400

Sergio Fernández, 7º en 400 vallas: "A unos europeos se viene a ganar y no he dado la talla"

Caridad Jerez tropieza en las semifinales de 100 metros vallas

Fernando Carro

deportes

| 09.08.2018 - Actualizado: 22:53 h

Agencias

El madrileño Fernando Carro consiguió la medalla de plata en la final de 3.000 metros obstáculos de los campeonatos de Europa, la segunda medalla del equipo español en Berlín, por detrás del defensor del título, el francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad, que logró su cuarta corona.

El defensor del título puso tierra de por medio en la última vuelta, perseguido unos metros atrás por el madrileño, y se impuso con un tiempo de 8:31.66, seguido de Carro (8:34.16) y del italiano Johanes Chiapinelli (8:35.81). El burgalés Dani Arce llegó sexto con 8:38.12 y el jiennense Sebastian Martos decimocuarto con 8:46.76.

TRES ESPAÑOLES EN LA FINAL

Por segunda edición consecutiva de los campeonatos, España tenía tres representantes en la final de obstáculos, una disciplina en la que sólo un español ganó la medalla de oro: el sevillano Antonio David Jiménez Penti, después suspendido por posesión de productos dopantes.

Nadie quiso asumir responsabilidades en el primer kilómetro, pero en el segundo cambió Chiapinelli. El ataque no sorprendió a Carro ni a Dani Arce, que se aferraron al grupo delantero, pero Sebas Martos, en una temporada perturbada por las lesiones, cayó a cola del grupo.

A dos vueltas del final Carro estaba metido de lleno en la lucha por los metales y al toque de campana estaba tercero. Se fue resuelto en pos de Mekhissi, pero clavó a la salida de la última ría y hubo de conformarse con la medalla de plata, su primer éxito internacional, con 26 años.

Hace dos años, en Amsterdam, Carro había sido noveno en sus primeros campeonatos de Europa.

"SIEMPRE HABÍA SOÑADO CON ESTO"

"Es un momento fantástico. Siempre había soñado con estar aquí", dijo Carro a la prensa tras la carrera. El madrileño elogió también el trabajo de la federación española de Atletismo y dijo que el trabajo que lo había llevado a la medalla viene desde muy atrás.

"El trabajo viene desde muy atrás, desde las categorías inferiores, que cuentan con el apoyo de la federación que ha hecho que tengamos con esa jauría de velocistas y saltadores un equipo muy competitivo", aseguró. Sin embargo, pese a que la alegría se le notaba en el rostro, Carro no ocultó una mínima decepción por no haber alcanzado el oro.

"Joder, si lo hubiera tenido un pelín más cerca...", dijo refiriéndose al último intento por alcanzar al francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad, ganador de la prueba. "Yo no sabía quién venía detrás, podrían haber venido cinco tíos con cuchillos y yo no me hubiera dado cuenta", dijo. "A falta de 300 metros yo sabía que no me iba a coger nadie que viniera desde atrás, lo único que podía era alcanzar hacia adelante, pero me faltaban cien metros, cien metros", lamentó.

BRUNO HORTELANO, CUARTO, A UNA CENTÉSIMA DEL PODIO

Bruno Hortelano, el mejor velocista español de todos los tiempos, regresó a la elite del atletismo mundial, después de casi dos años inactivo por un accidente de coche, con un cuarto puesto en la final de 200 metros, dominada por el campeón del mundo, el turco Ramil Guliyev.

Hortelano era el defensor del título, pero hubo de inclinarse ante Guliyev, el sucesor del jamaicano Usain Bolt como campeón del mundo, que se impuso con nuevo récord de los campeonatos (19.76), y también ante el británico Nethaneel Mitchell-Blake (20.04) y el suizo Alex Wilson (20.04), que le adelantaron en el último metro. El plusmarquista español se quedó a una sola centésima del podio, con un crono de 20.05.

CARIDAD JEREZ TROPIEZA EN LAS SEMIFINALES DE 100 METROS VALLAS

La mallorquina Caridad Jerez, cinco veces campeona de España de 100 metros vallas, cerró su actuación en los Europeos de Berlín con un tropezón en el octavo obstáculo de la primera semifinal que la dejó fuera con un tiempo irrelevante de 15.34 segundos.

Jerez había superado a primera ronda con su mejor marca de la temporada (13.19). Hoy lo tenía imposible. Su mejor marca de la temporada era la peor de las ocho y sólo pasaban dos a la final. La balear salió por la calle uno y formó la máquina a tope. Perdió el ritmo en la séptima valla y tropezó con la octava. Estuvo a punto de abandonar, pero continuó para acabar lejos de todas.

LAURA BUENO SE QUEDA SIN FIMNAL DE 400 METROS

La atleta granadina Laura Bueno, dos veces campeona de España de 400 metros, quedó eliminada en las semifinales de los campeonatos de Europa con un tiempo de 52.46 que la condenó al último puesto en la tercera serie.

Por primera vez en la penúltima ronda europea, Laura Bueno necesitaba ser primera o segunda para alcanzar la final, y por marca solo superaba a una rival. Durante toda la carrera sostuvo una batalla menor con la rumana Bianca Razor por evitar el último puesto, y la perdió en los últimos metros.

SERGIO FERNÁNDEZ, SÉPTIMO EN LA FINAL DE 400 VALLAS

El noruego Karsten Warholm exhibió su rango de campeón del mundo para ganar la final europea de 400 metros vallas con nuevo récord continental sub-23 (47.64), en una final que sólo reportó un séptimo lugar al español Sergio Fernández, medallista de plata en la edición anterior de los campeonatos.

El vallista de Barañain (Navarra) se había clasificado por tiempos (49.19) para la última batalla y presentaba un enorme déficit de competición este año: cinco meses inactivo por un edema óseo en el tobillo izquierdo, hasta que hace dos semanas ganó en los Nacionales de Getafe con mínima para competir en Berlín.

Era sólo su cuarta carrera de la temporada y Sergio lo acusó en la recta. Por un momento dio la impresión de que podría meterse en la pelea por las medallas, pero a media recta había agotado el depósito de energía.