Unai Sordo: "Abril será un mes también duro en datos de paro"

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, en una entrevista con Juan Pablo Colmenarejo en el programa Buenos Días Madrid, tras conocer que el número de parados en el mes de marzo creció en más de 300.000 personas y 833.000 afiliados menos a la Seguridad Social, asegura que "es evidente que son unos datos que no tienen precedentes en nuestra historia, englobados en una situación que tampoco tiene precedentes" y que, por tanto, hay que analizarlos dentro de esta situación.

TMDHTM20200402_0007

"Creo -sigue diciendo Unai Sordo- que algunas de las medidas que se han impulsado, algunas con acuerdo de las organizaciones sindicales y empresariales, están evitando ahora mismo la destrucción de cientos de miles de puestos de trabajo, pero el dato evidentemente es dramático".

Abril será "duro"

Prosigue la entrevista afirmando que "abril va a seguir siendo un mes duro en datos de desempleo" aunque asegura que "algunas de las medidas , particularmente la de los ERTE, en estos momentos están evitando ya cientos de miles de despidos porque en nuestros cálculos hay 1.250.000 personas en un serio riesgo de despido porque sus indemnizaciones son absolutamente bajas".

"Es un dato dramático", prosigue Unai Sordo, "pero creo que algunas de las cosas que se han hecho están evitando que sea mucho más dramático".

Un millón y medio de ERTEs

El Secretario General de CCOO afirma que "hay más de 200.000 ERTEs y sé que van a pasar de millón y medio de trabajadores en el primer momento los afectados" . Unas cifras, dice, "sin ningún tipo de precedente en la historia de nuestro país".

Además incide en que "todo va a depender de cuánto dure esta situación". Hay, según Sordo, "que inyectar, además de esas medidas laborales, muchísima liquidez en el sistema económico, hay que tratar de que las empresas, sobre todo pymes y autónomos puedan hacer un by-pass por esta situación" pudiendo acceder a financiación "gratuita" y tratar luego de tener un "plan de reactivación económica para cuando salgamos de la alarma sanitaria".

Ahora hay que también "evitar la destrucción de empresas" asegura el líder de CCOO. Destaca que "el acceso al crédito avalado por el Estado y, espero que el Estado avalado por Europa, es fundamental" pero insiste "todo va a depender de la duración de esta situación porque si las empresas empiezan a deteriorar sus recursos propios lo van a pasar mal".

La paralización de otra manera

Respecto a la paralización de la actividad sostiene que "con toda seguridad se podía haber previsto de otra manera". No critica la medida, sostiene, pero "si se hubiera comunicado con algunos días de antelación la hubiéramos podido planificar mejor empresarios y trabajadores , pero en todo caso la prioridad es la alerta sanitaria".

Evitar los fraudes

Volviendo al tema de los Expedientes de Regulación de Empleo Unai Sordo asegura que "se están haciendo con unos procedimientos tan laxos que pueden dar pie a según qué fraudes". No se trata, afirma, "ni de demonizar ni de generalizar pero esto es así y al sindicato le consta que, en algunos casos, hay empresas que se están acogiendo a ERTEs, mandan a los trabajadores a casa y les obligan a teletrabajar, so pena de amenaza de no continuar en la empresa en el futuro".

Sordo recalca que esto "no es lo general ni mucho menos", incide en que "quiero que se me interprete bien", pero "esto es así y como es así pues tampoco pasa nada por decirlo. Se trata de remar en la misma dirección y de no aprovecharse de una situación absolutamente dramática como la que está viviendo el país".

Compensar el déficit

Sobre la utilización de los fondos de formación de parados para pagar subsidios sostiene que "en este momento de emergencia lo prioritario es salvaguardar las rentas de quienes pierden el empleo" y que por tanto se "puede entender esa medida".

Finaliza la entrevista haciendo alusión "al déficit que va a tener la Seguridad Social" por la situación excepcional que estamos viviendo. Tiene, asegura Unai Sordo, "que ser compensado en el medio plazo con un gran fondo económico ad hoc para hacer frente a las consecuencias de la crisis del coronavirus".