La obra para "resucitar" el Palacio de Congresos de la Castellana costará 72 millones de euros

Sara Medialdea, de ABC, apunta a que por fin el Gobierno “resucitará el Palacio de Congresos de la Castellana, cerrado desde 2012". "Era un lujo que en Madrid no nos podíamos permitir”, afirma.

Apunta que “ahora que cumple 50 años de su construcción, el Gobierno buscará su cesión por un periodo de cuarenta años” y concluye que “lo normal y natural sería que Ifema fuera el adjudicatario de un proyecto que conlleva realizar una obra de 72 millones de euros”.

Sobre la situación de Airbus, Medialdea apunta a que el anuncio de despidos “ha generado mucha inquietud tanto entre los trabajadores como entre la clase política”. Considera que “es importante que Ayuso responda toda vez que presume de que Madrid es el motor económico de España, aunque tenga poco margen” y destaca que “a juicio de los sindicatos, es una respuesta de Airbus a la decisión del gobierno de que fuese Indra la empresa que coordinase todo lo relativo al Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS)

Primera concentración de los trabajadores de Airbus en Getafe en contra del ERE anunciado

Ferrán Boiza, de El Mundo, apunta al informe realizado por el Consejo Escolar que considera que “los alumnos que cursan el bachillerato bilingüe obtienen peores calificaciones en selectividad”. Destaca que se cumplen 16 años desde su implantación y que son 66.000 de los casi 300.000 alumnos los que cursan este tipo de bachillerato y que “la Comunidad de Madrid resta importancia al informe del consejo escolar”. Comisiones Obreras pide “que se haga una moratoria en la aplicación del bilingüismo” y apunta “que los profesores están preocupados por la posible pérdida de habilidades en la lengua materna”.

Finaliza Boiza apuntando que “entre mayo y junio entrarán en funcionamiento los nuevos restaurantes de la Casa de Campo que han ganado locales de prestigio. La concesión será por 15 años y se podrá prorrogar por otros 5 y todos los locales serán idénticos”.

La Casa de Campo se queda sin sus tradicionales bares y kioskos