Unai Sordo: “Madrid no puede seguir haciendo ‘dumping’ fiscal”

El secretario general de CC.OO, Unai Sordo, ha profundizado con Juan Pablo Colmenarejo en Buenos Días Madrid en la situación de la economía española y madrileña. Y como la actualidad manda, lo primero, hablar del coronavirus, desde el plano de trabajador.

"Debe de haber protocolos frente al coronavirus para trabajadores que estén de cara al público"

“Hay situaciones de alarma social, en mi opinión desmedida, y debe de haber protocolos para trabajadores que estén de cara al público. A aquellas personas que puedan tener afectación a este virus, la Seguridad Social tendrá que adaptar para que no haya consecuencias. Por ejemplo para las personas que queden confinadas en hoteles”.

Y añade, “en general el sistema salud es bueno y estamos conociendo contagios limitados. Muchas pruebas han dado negativo. Con todo el acento puesto en seguridad y precaución. Tampoco hay que generar alarmismo que no se corresponde con situación en nuestro país”.

"Madrid no puede seguir haciendo ‘dumping’ fiscal”

En cuanto a si Madrid es un “paraíso fiscal” como dicen, Sordo cree que “no porque no tiene competencias fiscales, pero si las tuviera, sí. Madrid no puede ser igual que Irlanda. Hay que armonizar España. No se puede pensar que nuestro país se hace competitivo haciendo dumping fiscal. No puede ser que un tractor económico como es Madrid subccione todo. Un país se descose si se descosen los temas fiscales. Madrid no puede ser bandera para desfiscalizar España”.

El salario mínimo genera empleo

Dentro de unos días salen los datos del paro del mes de febrero. “Normalmente es un mes tranquilo en destrucción de empleo. Pero lo que no puede ser es que España recupere el nivel de producción, pero sigamos al 14 por ciento de paro.

"Lo que no puede ser es que España recupere el nivel de producción, pero sigamos al 14 por ciento de paro"

Es una realidad a la que no nos podemos acostumbrar. La reducción de desempleo debería ser la prioridad del gobierno. También la lucha contra la precariedad y desempleo”.

No cree Unai sordo que la subida del sueldo mínimo interprofesional influya en la destrucción o creación de empleo. “En situaciones concretas, como en el campo, no son comparables al efecto positivo que genera que los asalariados hayan visto mejorado su salario. Todo el dinero que ganan los trabajadores va directo al consumo. La evolución de la demanda interna, en este momento es una clave para explicar el crecimiento de nuestra economía en 2020. En nuestra opinión, la subida del sueldo mínimo es para generar empleo”.

Objetivo: 1.000 euros

Sin embargo, no olvida el objetivo último del sindicato que es que todos los trabajadores cobren, al menos 1.000 euros. Tampoco piensa que el problema del campo sea pagar a un jornalero que trabaja a tiempo completo, 950 euros al mes: “Ese problema lo tendrán algunos que quieren ganar dinero con la explotación de sus trabajadores. El problema del campo es otro, que pasan por los precios en origen y la competencia desleal, especialmente en las importaciones”.

"No nos engañemos, en España el despido no es gratuito pero es libre. Pagado pero libre"

Con respecto al absentismo. “La reforma del 2012 vincula el despido legal a un porcentaje de absentismo del trabajador individualmente. Es muy sencillo que un trabajador con gripe mal curada sea despedido por dos bajas (… ) No nos engañemos, en España el despido no es gratuito pero es libre. Pagado pero libre”.

“Debemos corregir los aspectos centrales de la reforma pero no para llegar a esquemas anteriores. La calidad del empleo es muy mala en parte por la reforma laboral. Estamos a favor de la negociación y los convenios. La reforma laboral permite que los convenios reduzcan los salarios sin causa. Esto hace que proliferen empresas multiservicios que pagan una miseria. Les pasa con las camareras de piso. Hacen 24 habitaciones con un salario irrisorio cuando se está ganando mucho dinero porque récords en turistas. Hay mucha competencia desleal y planteamos que se legisle para que no se produzca”.

“Europa nos pide que se suban los sueldos y no se toque la reforma laboral. No se puede estar en misa y repicando”