Insultado y amenazado durante una 'cacerolada' en Arganzuela por llevar una bandera LGTBI

Insultado y amenazado durante una 'cacerolada' en Arganzuela por llevar una bandera LGTBI

José Luis Marcos, Joselu, es un joven de 28 años del distrito de Arganzuela que el pasado domingo 17 de mayo, Día internacional contra la homofobia, tuvo que soportar todo tipo de insultos y amenazas cuando decidió salir a pasear con su bandera multicolor por parte de un grupo de manifestantes durante una de las 'caceroladas' convocadas en el barrio.

"Solo he salido a mi calle con la bandera en el Día contra la #LGBTIfobia, sonriendo, sin más. He recibido insultos, amenazas, incluso se ha llegado al contacto físico. Nadie me ha preguntado nada, solo he recibido odio y una cacerolada hacía mí", ha escrito José Luis Marcos en un hilo su cuenta de Twitter y nos ha contado en Buenos Días Madrid.

Cuando bajé a la calle con mi bandera LGTBI me empezaron a insultar con gritos de maricón

"Según terminó el aplauso a los sanitarios, decidí coger mi bandera LGTBI y bajar a la calle, saludé a una vecina y me empezaron a insultar con gritos de 'maricón'. A mí llega un punto -prosigue resignado Joselu- que esas palabras ya no me ofenden. Me ofenden más las miradas de odio".

Por eso, Joselu decidió tirar para adelante y "saltar con mi bandera y una sonrisa", lo que aún enfervorizó más a los manifestantes que incluso llegaron a amenazarle con una cacerola: "En un momento me he visto rodeado de personas en mi contra, repito que nadie me ha preguntado nada sobre mis ideología".

Denuncian 86 incidentes de odio contra el colectivo LGTBI en Madrid en lo que llevamos de año

Gracias a la colaboración de dos vecinos de la zona donde reside en el distrito de Arganzuela bajaron a la calle para ayudarle y evitar, ha dicho, que el incidente pasará a mayores.Tras ello, tuvo que huir de este grupo de personas pero un señor le siguió increpando hasta que llegaron dos patrullas de la Policía Nacional.

ETERNAMENTE AGRADECIDO A LA ACTUACIÓN POLICIAL

Joselu ha agradecido la actuación policial, incluso una de las agentes llegó a decir al hombre que le increpaba "si su bandera le ofende el problema es solo suyo", ha declarado.

Si su bandera le ofende el problema es solo suyo

Los agentes policiales han animado al joven a denunciar la situación que vivió, pero ha reconocido que por la tensión vivida le es "imposible identificar a nadie".