Raphael es eterno

Raphael es eterno

Raphael se considera un inconformista con su propio trabajo, intentando siempre que las cosas salgan mejor y reinventándose continuamente. "Nunca estoy contento" declara el legendario artista.

No se considera una persona de manías, aunque si dice que, desde su trasplante, sale "huevón" al escenario. Es decir, que los nervios son una cosa muy superada para él a día de hoy.

Raphael se reconoce muy familiar, con 8 nietos a los que adora con su alma, pero no permite que le llamen "abuelo", porque él mismo no se reconoce como tal.

Mejores Momentos

Ver Más

Programas Completos

Ver Más