El adiós de Luis Enrique y a su innovación y carisma

El adiós de Luis Enrique y a su innovación y carisma

Hace once meses Luis Enrique cogía las riendas de la selección española aportando innovaciones en las convocatorias, transmitiendo su carisma en cada entrenamiento y fomentando la diversión y el buen ambiente en el grupo.

Tras un comienzo espectacular, victoria en Wembley ante Inglaterra y paliza a los subcampeones del mundo, Croacia, dos malos partidos le impidieron llegar a la final de la nueva Liga de Naciones.

Problema familiar

Pero estaba cumpliendo el objetivo de renovar a la selección. Hasta que una pésima noticia familiar le obligó a delegar en su segundo, Robert Moreno, antes del partido frente a Malta.

Con Robert Moreno actuando como delegado de Luis Enrique, la selección española ha encauzado la clasificación para la Eurocopa 2020. Pleno de victorias y juego convincente. Que han llevado a la Federación a dar continuidad al proyecto ante la renuncia del líder.Pero la duda es evidente. A sus 41 años, Robert Moreno nunca ha dirigido en la élite. Siempre en el cuerpo técnico de Luis Enrique, su referencia permanente, aunque nadie puede negar su lucidez y sus ganas: los resultados dictarán sentencia.

Ramos se despide con cariño de Luis Enrique

Sergio Ramos, capitán de la selección española, dedicó unas palabras de afecto a Luis Enrique y aseguró que "cada victoria" que consigan desde este momento también será del técnico asturiano.

"Cada victoria de la Selección también será tuya, míster. Todo nuestro apoyo y nuestro ánimo", escribió en su cuenta oficial de Twitter tras anunciarse el adiós de Luis Enrique y el ascenso a seleccionador de Robert Moreno.

Robert Moreno, metódico pero nada fundamentalista

Robert Moreno

Robert Moreno es un técnico metódico, con un conocimiento profesional desarrollado en nueve años junto a Luis Enrique, pero que no se declara fundamentalista de un determinado estilo porque en su carrera le ha tocado atender "todos los palos".

El primer catalán al frente de la Roja desde que ocupara el cargo Salvador Artigas en 1969, Robert Moreno, de 41 años, toma el relevo de Luis Enrique, con el que ha trabajado estrechamente desde que coincidieron en el filial del FC Barcelona.

Diplomado en Comercio y Relaciones Internacionales por la Universidad de Barcelona, que llegó a trabajar de dependiente en unos grandes almacenes de Cornellá, se formó como técnico en conjuntos como el Hospitalet, el Castelldefels y el Damm, entre otros, para llegar a la cantera del club azulgrana.

Roma, Celta y Barça

Pasó a formar parte del Barcelona B junto a Luis Enrique, del que ya no se separó. Así, estuvo al lado del técnico asturiano en sus etapas al frente del Roma, el Celta, el propio primer equipo del Barça y la selección española.

Vestuarios con estrellas donde de la mano de Luis añadió el conocimiento que le faltaba en el trato con el jugador de elite después de dirigir solo a un nivel menor.

Su especialidad era el estudio de los equipos rivales, análisis de partidos e incluso las acciones de estrategia. Su labor, imprescindible para Luis Enrique. Su unión, más que estrecha.