La caída con honores de Javier Aguirre

La caída con honores de Javier Aguirre

El Leganés certificó el domingo -tras empatar (2-2) en su visita al Real Madrid- su descenso a la segunda división del fútbol español y con él también cambiará la situación del mexicano Javier Aguirre, quien hasta la fecha nunca había bajado de categoría con ningún equipo como entrenador, que no continuará en el banquillo.

No pudo pues culminar El Vasco la que hubiera sido una auténtica hazaña, a juzgar por la trayectoria vivida por los blanquiazules antes y después de que él se pusiera al frente del vestuario el pasado mes de noviembre.

Aguirre deja de ser entrenador del Leganés
Aguirre deja de ser entrenador del Leganés
Aguirre deja de ser entrenador del Leganés

Aguirre deja de ser entrenador del Leganés

Aguirre, que ya había logrado un objetivo semejante con anterioridad en el Zaragoza y el Espanyol, asumió un reto complicado con visos de fracaso toda vez que el que iba a ser su plantel sólo había sumado cinco puntos de treinta y seis posibles.

Los resultados adversos parecían haber minado la mentalidad de unos jugadores a los que consiguió hacer creer de nuevo en que la salvación era posible, a base de darles motivos para ello sobre el campo y de mejorar su rendimiento.

Fue así como cosecharon 12 puntos de 21, entre diciembre y febrero, que les permitieron meterse de nuevo en la lucha. Ayudó a ello la inspiración goleadora de Youssef En-Nesyri y Martin Braithwaite, dos jugadores cuyas cualidades exprimió su entrenador para beneficio del equipo.

Aguirre: "Es una pena, los jugadores entregaron lo que tenían"
Aguirre: "Es una pena, los jugadores entregaron lo que tenían"
Aguirre: "Es una pena, los jugadores entregaron lo que tenían"

Aguirre: "Es una pena, los jugadores entregaron lo que tenían"

Sin embargo, aquel esfuerzo acabó siendo en vano ya que el marroquí se marchó en el mercado de invierno rumbo al Sevilla y el danés poco después con destino al Barcelona, ambos mediante el abono de sus cláusulas de rescisión. Esas ausencias dejaron la parcela ofensiva maltrecha.

En dichas circunstancias, otro hubiera arrojado la toalla amparándose en el contratiempo pero no Aguirre, que, si bien de vez en cuando lamentaba su mala fortuna en este sentido, se puso manos a la obra para minimizar el daño y buscar soluciones.

Algunos indicios en forma de puntos hacían pensar que había encontrado la receta, o al menos estaba cerca de ello; pero entonces, justo después de la primera victoria liguera del curso a domicilio, contra el Villarreal, hizo acto de presencia el parón competitivo provocado por la crisis sanitaria del coronavirus.

El imprevisto lo acusó el Leganés más que otros conjuntos, en parte porque a la vuelta se le escaparon victorias que podían haber sido clave y en parte por una alarmante falta de gol que se vio acrecentada tras las lesiones de Guido Carrillo y Óscar Rodríguez.

Real Madrid campeón, el Atleti en el podio, Getafe sin Europa y el Leganés, a Segunda
Real Madrid campeón, el Atleti en el podio, Getafe sin Europa y el Leganés, a Segunda
Real Madrid campeón, el Atleti en el podio, Getafe sin Europa y el Leganés, a Segunda

Real Madrid campeón, el Atleti en el podio, Getafe sin Europa y el Leganés, a Segunda

En esas nadie parecía apostar por un cuadro teóricamente abocado al descenso, salvo el propio entrenador mexicano; que exhibía por activa y por pasiva una fe inquebrantable en sus jugadores, pese a que lo que sucedía sobre el verde no respaldaba sus palabras.

Lo cierto es que en paralelo a su discurso había un planteamiento que se mostró efectivo y pasaba por solidificar al grupo atrás, tratando de aprovechar las oportunidades de las que dispusieran. De esta manera dejaron de encajar y sumaron diez puntos de doce posibles en cuatro jornadas, gracias también a la implicación de todos sus futbolistas, lo que les permitió tener opciones hasta el último duelo.

Pese a que no dependían de sí mismos y estaban obligados a ganar al Real Madrid, los suyos dieron la cara hasta la extenuación para sellar un empate ante el club blanco que pudo ser victoria de haberse señalado una mano de Jovic dentro del área. De esta manera, se quedaron a un gol de la gesta, pero con la sensación de haberlo dado todo.

Caminos opuestos

Esa sensación es la misma que le quedó a los aficionados del club, que a la puerta del estadio de Butarque despidieron con aplausos al preparador mexicano, pese al descenso; y respaldaron su trabajo a través de las redes sociales valorando los 31 puntos logrados durante su estancia.

Ahora ya es un hecho que las dos partes seguirán caminos diferentes en el futuro pero independientemente de ello, pocas veces un entrenador ha podido salir con la cabeza tan alta tras un contratiempo en su carrera.

Mejores Momentos

Más de Javier Aguirre