"España no tuvo paciente cero, tal y como lo entendemos"

Hablamos con el doctor Fernando González Candelas, catedrático de la Universitat de València, que ha participado en un estudio del CSIC que trata de aportar una perspectiva genómica de la pandemia de la covid-19.

Los resultados de la investigación establecen el mes de febrero como la fecha de entrada del nuevo coronavirus en España. Y lo hizo por más de 500 vías distintas, detalla González Candelas.

Las muestras se han agrupado en dos familias distintas para facilitar la investigación: "Son linajes del virus que inicialmente contribuyeron en mayor medida al establecimiento del coronavirus en nuestro país", explica el doctor. "Muchos de estos virus llegaron de forma independiente y algunos de ellos tienen vinculación con eventos ocurrido en el norte de Italia, lo que no descarta que también hayan entrado desde otros países", puntualiza.

Los datos dan una idea de la complejidad para establecer unas pautas concretas sobre los orígenes de la pandemia: "España no tuvo paciente cero, tal y como lo entendemos. No hay una persona que a partir de ella se han infectado todos, sino que son muchos los pacientes que inician diferentes cadenas de transmisión que da origen a la pandemia", aclara González Candelas.

Por lo tanto, no se puede determinar que los focos iniciales de contagio se debieran necesariamente a eventos multitudinarios. "No hay nada a priori que nos permita identificar el origen, solo posteriormente se pueden identificar los que han tenido éxito para la propagación de la infección a gran escala", afirma el doctor.

¿ES EL MISMO VIRUS QUE EN MARZO?

El virus parece no estar afectanto de la misma manera a como lo hizo en la primera ola de la pandemia. Y decimos aparentemente porque, según explica González Candelas, "el virus no está debilitado".

"Las diferencias con las que trabajamos no son relevantes. Los factores individuales de riesgo explican por qué hay tantas diferencias en el resultado de las infecciones", aclara el investigador.

"Hemos aprendido a tratar a los pacientes en los hospitales y por otro lado, en esta segunda ola hemos tenido población más joven afectada, eso explica la diferencia de la afección respecto a los primeros meses", añade

Aun así, las cifras de propagación y asistencia sanitaria siguen creciendo: "Estamos avanzando en la misma dirección, desgraciadamente", se lamenta.

A eso tenemos que añadir un factor estacional. El frío en sí no favorece en gran medida la propagación del virus, según explica González Candelas, pero en invierno vivimos más tiempo en espacios cerrados, con poca ventilación y ahí es donde el virus se siente más agusto, se crean grandes concenraciones de virus y favorecen la infección", asegura el doctor.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Coronavirus COVID-19