San Pedro Apóstol, una joya mudéjar y renacentista

Ruta 179

| 16.02.2017

Ángel es ribatejadense y es de la familia de "los compras". Así los conocen porque su abuelo era el encargado en verano de ir a hacer la compra a los marqueses que vivían en los palacios. Estas casonas, que aún se mantienen, pertenecieron primero a los condes de Desallen y después a los marqueses de Mondéjar, que eran de origen mallorquín. Desde hace años pertenecen a vecinos del pueblo que las compraron. Nos acompaña hasta la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, donde nos recibe el nuevo párroco, Isidro.

La iglesia, declarada Bien de Interés Cultural de la región, es de origen mudéjar y data del siglo XV. Cuenta con un fantástico artesonado y durante su restauración se descubrieron pinturas renacentistas y restos prerromanos.