Almeida acata, pero recurrirá, la resolución judicial sobre Madrid Central

Almeida acata, pero recurrirá, la resolución judicial sobre Madrid Central

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, afirmó este lunes que acata la resolución del magistrado de juzgado contencioso-administrativo número 24 de Madrid de paralizar la moratoria de multas de Madrid Central, pero matizó que no comparte la resolución de la misma desde un punto de vista estrictamente jurídico. El regidor madrileño comentó que, “de las resoluciones judiciales se puede discrepar, pero se tienen que acatar” y, por ello, desde este lunes se vuelven a imponer multas en Madrid Central.

Así lo indicó durante su visita al distrito de Usera a la que acudió en su motocicleta, donde apuntó que dicha resolución le merece el mismo respeto que las dos resoluciones judiciales, de un particular y del PSOE, que se dictaron el jueves “avalando la legalidad de la actuación del Ayuntamiento de Madrid en relación con la moratoria de multas de Madrid Central”.

El alcalde, como ya anunció su partido el viernes, reiteró que presentarán alegaciones ante la decisión del magistrado, ya que “entendemos que no concurren los requisitos para adoptar una medida cautelarísima y entendemos que la resolución administrativa cumple con el ordenamiento jurídico”.

Críticas a la "hipocresía" del anterior equipo de gobierno

En cuanto a la posibilidad de establecer un modelo diferente para el centro de la capital, Almeida apuntó que Madrid Central “no puede permanecer como está ahora, porque no puede ser un Madrid Central parcheado, con trampas, donde se multa a la discrecionalidad arbitraria de un equipo de Gobierno”.

"Los que venían a defender la calidad del aire, los que se han estado manifestando en la calle diciendo que retrocedíamos 15 años, son los mismos que dieron instrucciones (verbales) de no multar en Madrid Central", ha lanzado. "Dijeron que Madrid Central entraba en vigor el 15 de marzo y con una mano decían eso y con otra decían que no se multaba hasta el 30 de mayo. Qué casualidad. Cuatro días después de las elecciones, cuando previsiblemente sabían que iban a perder el poder, dieron la instrucción de que se multara en Madrid Central. Durante mes y medio, siguiendo el razonamiento de Manuela Carmena y sus concejales, han puesto en grave peligro la salud de los madrileños porque sólo hemos hecho lo mismo que ellos pero de manera legal respetando el ordenamiento jurídico", ha lanzado.

De la exalcaldesa ha dicho que permitió "una barra libre de vehículos sin etiqueta, que podían entrar con barra libre de 45 euros al mes (en periodo reducido) porque sólo se les multaba una vez que pasaban".

Un nuevo modelo alternativo

“Nosotros le vamos a decir a los madrileños las cosas claras, tal y como son. No nos vamos a esconder ni vamos a dar instrucciones verbales”, aseguró el regidor madrileño. Por ello, “les garantizo que los resultados en lucha contra la contaminación de este equipo de Gobierno serán mucho mejores que con una izquierda que dice una cosa y hace otra”.

Para ello, estudiarán durante los meses de julio, agosto y septiembre un nuevo modelo de Madrid Central, porque “hemos comprobado que los resultados económicos y medioambientales han sido perjudiciales”. Por tanto, “vamos a construir una alternativa, donde se reduzca la contaminación, pero desde un enfoque más integral”, concluyó Almeida, "un Madrid Central que sea mejor, más eficiente, que luche contra la contaminación", ha asegurado.