La víctima de la 'Manada de Manresa' se sintió intimidada al ver una pistola

La víctima de la 'Manada de Manresa' se sintió intimidada al ver una pistola

Ha declarado en Barcelona la víctima de la 'Manada de Manresa'. La joven, que tenía 14 años en el momento del ataque sexual ha contado ante el juez que sintió miedo y se vio forzada y obligada por los 6 acusados, porque los agresores se pasaban una pistola. También cree que pusieron droga en su bebida.

En su declaración ante la sección 22 de la Audiencia de Barcelona, la menor, que ahora tiene 17 años, ha incriminado al menos a tres de los seis supuestos autores de la violación y ha indicado que no recuerda casi nada, excepto algunos flashes, porque tomó varios cubatas y otros que le prepararon en un botellón en una fábrica abandonada de Manresa en octubre de 2016.

La mujer ha comparecido protegida por una mampara para que no entrara en contacto visual con los acusados de haberla violado, en una declaración clave para que la Fiscalía decida si mantiene la acusación de abusos contra los procesados o la eleva a agresión sexual.

Una de las más de cien agresiones múltiples desde 2016

El proyecto 'Geoviolencia sexual', impulsado por Feminicidio.net para documentar estos casos de violencia sexual sobre los que no hay estadísticas oficiales, cifra en 104 las agresiones múltiples perpetradas desde 2016 hasta marzo de 2019: 17 en 2016, 14 en 2017, 59 en 2018 y 14 en los tres primeros meses de 2019.

Se trata de una forma de violencia sexual que la violación de La Manada en los Sanfermines de 2016 puso en el centro de la agenda feminista y mediática.

Según las estadísticas de 'Geoviolencia sexual' relativas a los 104 casos que han registrado, 356 agresores participaron en los 104 casos de agresiones sexuales múltiples, si bien en cinco de ellas se desconoce el número de hombres que las perpetraron.