Almeida se reunió con el embajador ruso para traer el Hermitage a Madrid

Almeida se reunió con el embajador ruso para traer el Hermitage a Madrid

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se reunió con el embajador de Rusia de España para mostrarle su "interés" en acoger en la capital una sede del museo de arte de San Petesburgo, Hermitage, donde le planteó los diversos emplazamientos que tienen ya estudiados.

"Ayer me reuní con el embajador de Rusia en España para tratar todas las cuestiones relativas al Hermitage y para mostrarle mi interés y el del Ayuntamiento de Madrid. Le plantee incluso que ya teníamos estudiados preventivamente diversos emplazamientos en función de lo que pudiera ser el interés de los promotores del museo", ha expuesto Almeida en declaraciones a los periodistas tras el izado de una bandera de España en Carabanchel.

Asimismo, el regidor le aclaró también en dicho encuentro que con este asunto no pretenden un "enfrentamiento con Barcelona" ni tienen el ánimo de "hacerle un feo" a esta ciudad, sino que quieren el Hermitage porque "es extraordinario desde el punto de vista cultural y porque para la ciudad de Madrid supone una proyección internacional muy importante".

Almeida considera que la conversación fue "preliminar" y espera que la semana que viene puedan iniciar "contactos más formales". "Nosotros le dijimos que había diversos inmuebles que estaban ya construidos y algunos en reforma y que también había solares en Madrid Nuevo Norte, pero esta es una cuestión muy preliminar. Nosotros estamos dispuestos a ofrecer lugares que ya existen o solares donde se puedan hacer edificaciones de nueva construcción", ha sostenido.

El Ayuntamiento de Barcelona informó el lunes de que rechaza la ubicación de la sede del Hermitage en la Bocana Norte del Puerto, aunque se expresó abierto a una "reformulación" del proyecto y a otras ubicaciones alternativas.

Poco después, el martes, el Ayuntamiento de Madrid anunciaba que iniciaría conversaciones con el museo ruso para evaluar la posibilidad de ubicar una sede de la pinacoteca en la capital.

El Hermitage, cuya colección está formada por más de tres millones de piezas, abrió su primera filial extranjera en Ámsterdam, en 2004. Cinco años después cambió de dirección para mudarse a un edificio del siglo XVII a orillas del río Ámstel, donde se encuentra en la actualidad.

El principal museo ruso también tiene una representación en Italia. La Fundación "Hermitage-Italia", ubicada en la actualidad en Venecia, se ocupa de organizar muestras del Hermitage en Italia, además de organizar programas de capacitación para el personal de la pinacoteca rusa y llevar a cabo labores investigadoras.

Este año, el Hermitage tiene previsto dar un paso más en su expansionismo cultural para abrir centros de exposiciones en China, en concreto en Pekín y Shanghái, según dijo el director a Efe a finales de 2019.

Fundado un 7 de diciembre de 1764 por Catalina la Grande, el Hermitage es uno de los museos más antiguos del mundo -el Louvre abrió en 1793 y El Prado en 1819-, sólo superado por Uffizi que data del siglo XVI.

En 2019, la pinacoteca rusa registró unas 4,5 millones de visitas en su histórica sede en la capital imperial rusa.

Mejores Momentos

Programas Completos