Cataluña estudia aplicar un confinamiento general los fines de semana

Cataluña estudia aplicar un confinamiento general los fines de semana

España estrena un nuevo estado de alarma, un marco que permite a las comunidades autónomas adaptar las restricciones a sus necesidades. Las comunidades autónomas afrontan el nuevo estado de alarma con normalidad, sin apenas incidentes en la primera noche con toque de queda pero pendientes de adoptar más restricciones o decidir, por ejemplo, si cierran o no sus fronteras ante el puente de Todos los Santos.

La prohibición de movilidad en el resto de comunidades, salvo Canarias que no está afectada a causa de su buena evolución epidemiológica, estaría en una horquilla intermedia, que va de las 23:00 horas a las seis de la mañana.

Tanto es así que en Cataluña, y debido al aumento del número de contagios, ya se está hablando incluso de un confinamiento general los fines de semana. La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, ha admitido que tiene sobre la mesa la posibilidad de decretar un confinamiento de fin de semana, que es el momento en el que hay "más interacción social".

Multas y más controles

Budó ha explicado que están explorando nuevos escenarios si bien ha valorado que en la primera noche de toque de queda ha funcionado la responsabilidad de la gente. En la primera noche, los Mossos han identificado a unas cien personas en un total de 31 controles dispuestos en toda Cataluña para informar sobre la medida. Las sanciones por incumplir el toque de queda estarían entre 300 y 6.000 euros.

No sólo en Cataluña. En el País Vasco también el lehendari Iñigo Urkullu aprovecha el estado de alarma y endurece las restricciones para atajar la propagación del virus y ha convocado de urgencia al Consejo asesor del LABI, Plan de Protección Civil de Euskadi, para adoptar nuevas restricciones, que se prevé que sean iguales para el conjunto de la comunidad, no por zonas.

Bajan los contagios tras el aislamiento

En Zaragoza, frente a la Basílica del Pilar, esta madrugada los agentes explicaban las nuevas restricciones. Los contagios en Aragón han bajado casi a la mitad de la cifra récord registrada el pasado viernes, al pasar de 1.345 a 772 contagios en las últimas 24 horas y ningún fallecido.

Mientras que en Galicia las calles se han quedado vacías tras el toque de queda y la lluvia ha facilitado la aplicación de esta restricción de la movilidad. Galicia ha detectado otros 603 contagios en las últimas 24 horas.

En Granada la Guardia Civil controlaba la entrada y salida de los ciudadanos, algunos de ellos no cumplían las restricciones. En Andalucía, ahora mismo hay 2.144 personas hospitalizadas por Covid-19, con un aumento de 174 en las últimas 24 horas.

Cumplimiento responsable

En la Comunidad Valenciana, la Generalitat ha reconocido el comportamiento responsable de la sociedad valenciana y ha agradecido a los establecimientos públicos que hayan cumplido con las restricciones horarias. El operativo de la Policía local en Alicante ha transcurrido con "máximo cumplimiento" al toque de queda sin que se pusiera ninguna sanción por infringirlo.

Ha habido controles de tráfico estáticos e itinerantes en todos los accesos y salidas de la ciudad en una jornada "sin incidentes".

En la misma línea se ha situado Castilla-La Mancha. Este lunes se ha reunido en la Consejería de Sanidad la Comisión de seguimiento de la pandemia con el objetivo de realizar una primera valoración. En la primera jornada de toque de queda, encargados de bares y establecimientos han echado el cierre mientras la mayor parte de la gente se dirigía a sus casas en la más absoluta normalidad.

Mejores Momentos

Programas Completos