La exalcaldesa de Camarma, acusada de prevaricar, reconoce errores en un proceso de selección

La exalcaldesa de Camarma, acusada de prevaricar, reconoce errores en un proceso de selección

La exalcaldesa de Camarma de Esteruelas Consuelo Mendieta (PP) ha reconocido en el juicio que anuló al dictar una resolución en marzo de 2011 un proceso de selección que sería válido para cubrir una plaza de aparejador municipal sin revisar el expediente, manifestando que estaba "saturada" de trabajo y que no era "una entendida" en esos temas.

"Estaba saturada de trabajo y no miré los documentos que dejaron en mi despacho. La resolución la dicté sin examinar el expediente porque no soy una entendida", ha alegado la exregidora, quien se enfrenta a una petición fiscal de seis años de cárcel y nueve de inhabilitación por los delitos de prevaricación administrativa, infidelidad en la custodia de documentos y falsedad en documento oficial.

La fiscal le acusa de irregularidades en la anulación del proceso de selección de un aparejador municipal. Según el fiscal, Mendieta y dos funcionarios -también acusados- se aliaron para que el candidato que obtuvo el mejor examen no fuera designado.

La exalcaldesa mantiene que tenía "una relación estupenda" con el funcionario que le ha llevado a juicio. Sin embargo, la acusación particular sostiene que había rencillas entre ellos a raíz de que su cliente se negara a ser su tesorero.

En el banquillo de los acusados también se han sentado María del Carmen Ortiz Blasco y Javier Ortiz de la Vega, secretaria-interventora y vicesecretario en dicho consistorio. Se enfrentan a seis años por los delitos de infidelidad en la custodia de documentos y falsedad en documento oficial.

Mejores Momentos

Programas Completos