La organización del Mobile valora cancelar o aplazar la feria por la fuga de empresas

La organización del Mobile valora cancelar o aplazar la feria por la fuga de empresas

El goteo de bajas en el Mobile parece imparable. "La seguridad y el bienestar de nuestros empleados es nuestra prioridad". Es la justificación esgrimida por el fabricante de procesadores americano Intel y de la China Vivo. Las dos últimas empresas tecnológicas en anunciar que por precaución no asistirán al Mobile World Congress. La organizadora del Congreso GSMA, se reunirá este viernes para evaluar estas ausencias y decidir si se mantiene el certamen o posponen la cita.

Hasta ahora, la GSMA, la patronal mundial de los operadores móviles, se ha mantenido firme en la celebración del evento, previsto del 24 al 27 de febrero, a pesar de que ya son una decena las compañías que han renunciado a asistir por miedo a la propagación del coronavirus chino.

Por su parte, las cuatro grandes operadoras europeas, Telefonica, Orange, BT y Vodafone están evaluando si acudir. El fabricante chino Xiaomi junto a Huawei han confirmado su presencia.

Aunque inicialmente la GSMA estimó en 492 millones de euros el impacto económico de esta edición del Mobile y calculó que superaría los 110.000 asistentes, ya se da por hecho que será imposible alcanzar esas cifras.

"No hay que alentar una situación en la que la desinformación impida hacer un adecuado diagnóstico y se terminen provocando daños"

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno de España, María Jesús Montero, ha transmitido un mensaje de "confianza" sobre la celebración del Congreso y ha señalado que se tiene que "dimensionar adecuadamente la realidad de lo que sucede", con el fin de "no alentar una situación, en la que la desinformación impida hacer un adecuado diagnóstico y se terminen provocando daños".

Además, se ha referido al sistema de salud pública de España, que es uno de los mejores del mundo y de la UE, y ha recordado que, en materia de salud pública, hay que seguir las directrices de las autoridades sanitarias que en cada momento adecuan sus orientaciones a la situación.

Mensaje de tranquilidad de las autoridades aunque hay inquietud en todos los sectores afectados por las cancelaciones.