Los Mossos cargan contra los radicales en el exterior del Nou Camp

Los Mossos cargan contra los radicales en el exterior del Nou Camp

Al menos veintiuna personas han requerido asistencia sanitaria, todas ellas de carácter leve, por lesiones sufridas en los disturbios junto al Camp Nou durante el clásico, en los que los Mossos d'Esquadra han cargado y disparado proyectiles de "foam" mientras radicales incendiaban contenedores.

Además, un cámara de la televisión de Barcelona betevé ha resultado herido en una pierna por el rebote de una bala de "foam" que le ha impactado mientras grababa los disturbios.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos personas por arrojar objetos a los agentes de la policía catalana que intervenían.

Las primeros enfrentamientos se registraron por peleas entre radicales de los Boixos Nois con activistas de Tsunami Democràctic a las puertas del Camp Nou.

Los agentes antidisturbios han intervenido para separar a ambos grupos, que se habían enzarzado en peleas y se lanzaban objetos contundentes entre ellos y también contra la policía, frente al acceso 18 del Camp Nou, situado en la Travessera de Les Corts.

El inicio del altercado se ha producido a la altura de la salida de vehículos del estadio, la número 16, cuando los Mossos han cerrado las barreras y ha habido forcejeos por parte de los manifestantes para evitarlo y forzar el acceso.

Un doble cordón de Mossos protegía la zona tras la pelea entre grupos ultras e independentistas, y al retirar la línea policial hasta el acceso de vehículos los manifestantes han empujado el cordón y han lanzado varios objetos, por lo que los agentes han empezado la carga.

Queman contenedores y se reanudan las cargas

Un grupo de radicales ha quemado contenedores junto al Camp Nou, tras varias cargas de los Mossos d'Esquadra, mientras dentro del estadio barcelonista se disputa el clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid.

Dos de las barricadas estaban en Travessera de les Corts, ante los accesos 16 y 18 del campo, y otras dos en la calle Riera Blanca, en el cruce entre Travessera de les Corts y Arístides Maillol.

Los radicales han cruzado contenedores en la Travesera de les Corts de Barcelona, junto al primer perímetro de acceso al estadio barcelonista, y les han prendido fuego, por lo que se ha originado una hoguera en medio de la calle.

Los radicales incendian barricadas a las puertas del Nou Camp

Los Mossos d'Esquadra han efectuado varias cargas y han lanzado proyectiles de foam para intentar despejar la zona, por ahora sin éxito, mientras se está disputando la segunda parte del clásico, al que asistieron más de 90.000 personas.

La policía catalana está interviniendo en la zona para tratar de evitar que la salida de los aficionados se vea condicionada por las barricadas y por la presencia de este grupo de alborotadores.

Concentración en la Diagonal y mosaicos en el interior

El traslado de los equipos, en medio de fuertes medidas de seguridad, ha transcurrido sin incidentes.

Unas 5.000 personas cortan la Diagonal antes del clásico

La intervención policial ha tenido lugar en el único momento de tensión que, hasta ahora, se ha producido en las inmediaciones del Camp Nou, donde Tsunami Democràtic ha reunido a cerca de 5.000 personas en una protesta contra la sentencia del 'procés'.

En el interior del estadio, no se produjeron incidentes más allá de la presencia de pancartas, mosaicos y consignas. Justo antes del inicio del Clásico entre FC Barcelona y Real Madrid, después de que sonara el himno del club blaugrana con un mosaico en la grada que mostraba los colores de la entidad y de la 'senyera' mientras la grada se llenó de las pancartas del 'Tsunami'.

Dos lonas grandes de color amarillo mostraban las proclamas de 'Spain, Sit and Talk' y 'Freedom', en ingles, mientras los cuatros sectores del Camp Nou se llenaban de las pequeñas pancartas azules pese a que algunas de ellos fueron requisidas en los accesos al estadio.

Buena parte de la afición acompañó la acción con gritos de "independencia" y de "libertad, presos políticos".

En el minuto 55 del encuentro, varias decenas de balones amarillos fueron lanzados desde las gradas y han llegado al terreno de juego, siendo retiradas de inmediato para poder proseguir con el partido.

Lanzan decenas de pelotas amarillas en el minuto 55

Previamente, en el minuto 17 del encuentro volvieron los cánticos a favor de la independencia.

Al final del encuentro la organización del FC Barcelona, recomendó por megafonía que los aficionados abandonaran el campo por las puertas de la zona norte, para evitar los disturbios.

El Barcelona canalizó la salida para evitar los disturbios