El perfil del ludópata: los hombres comienzan a jugar a los 18 años; las mujeres, a los 35

El perfil del ludópata: los hombres comienzan a jugar a los 18 años; las mujeres, a los 35

El Hospital Ramón y Cajal ha trazado el perfil del ludópata en función de sexo. Los hombres comienzan a jugar a los 18 años; las mujeres, entre los 35 y 40. Ellos se enganchan a los juegos on line, ellas lo hacen a las tragaperras y al bingo.

Pero no son las únicas diferencias. Las mujeres con ludopatía no suelen pedir ayuda. Sólo una de cada diez acude a terapia. En los hombre, además, la enfermedad está ligada a otros trastornos, fundamentalmente el alcoholismo.

El juego, en muchos casos, en las mujeres desemboca en depresión, una patología cuya gravedad podría desencadenar el suicidio.

"El 50% de los pacientes deja el tratamiento"

Ángela Ibañez, jefe de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal, señala que los ludópatas "son personas que se sienten desesperadas, que no tienen salida, que se encuentran en una situación agobiante, de deudas, de problemas laborales, personales, y muchas veces contemplan el suicidio como la única solución".

Situaciones límite, en que se ven envueltas, en muchos casos, mujeres ludópatas, que les puede llevar a ejercer "la prostitución" para poder seguir jugando, señala la psiquiatra.

El Hospital Ramón y Cajal es un referente en España en tratar a ludópatas. Desde 1981, trabaja con terapias en grupo. El 50% de los pacientes deja el tratamiento, porque la mayoría acude a la unidad de psiquiatría obligada. .