Díaz Ayuso, "indignada" tras la reunión entre Torra y Sánchez

Díaz Ayuso, "indignada" tras la reunión entre Torra y Sánchez

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha mostrado "indignada" porque el presidente de la Generalitat, Quim Torra, haya recibido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "como si fuera un mandatario extranjero, como si se tratara de una cumbre bilateral entre dos países diferentes".

"Lo ha hecho entre otras cosas para no hablar públicamente y sí en secreto de todo lo que llevaba en esa hoja de ruta como la autodeterminación o la amnistía", ha espetado en declaraciones a los medios de comunicación, en los pasillos de la Asamblea de Madrid.

Para Ayuso, una de las frases "más preocupantes" de Sánchez es cuando dijo que "la ley no basta en Cataluña". En este punto, ha recordado que en 2018 el presidente decía que Torra era "el Le Pen español" y que el PSOE le haría frente así como que también decía, en mayo, en Alemania, que Torra no era "más que un racista al frente de la Generalitat, supremacista, que ahoga la identidad a la mitad de la sociedad".

"Con un delincuente, con una persona que esta fuera de la ley, con una persona que lo único que puede hacer es retirarse, apartarse y cumplir con la Justicia, hoy el presidente del Gobierno se ha visto para darle más autodeterminación, para seguir ahondando en la amnistía de presos, para darle más dinero, para seguir hablando de más embajadas y para seguir hablando de más autonomía fiscal", ha lanzado.

Ayuso ha hecho hincapié en que también se ha seguido "ahondando en las divisiones que hay en Cataluña" así como en las divisiones entre el Gobierno de España y el resto. Por ello, ha indicado que no se va a quedar callada y va a hacer frente "a cualquier ataque contra la libertad y la igualdad de todos los españoles".

"Si tiene algún tipo de compromiso que lo pague él de su bolsillo, pero no a costa de romper la unidad de España"

A su parecer, lo que ha sucedido es "gravísimo" y para lo único que ha servido es para que "le dé más oxígeno a una persona inhabilitada". "El presidente del Gobierno está pagando unas facturas muy caras y los españoles no podemos seguir haciéndolo. Si tiene algún tipo de compromiso para seguir en La Moncloa que lo pague él de su bolsillo, pero no a costa de romper la unidad de España y tratar a las autonomías de primera y de segunda por esas deudas", ha remachado.

Para la jefa del Ejecutivo madrileño, el independentismo es "un negocio fraudulento que lo único que quiere es más prebendas, más beneficios" así como "una maquinaria corrupta que no quiere más que dinero y privilegios".