Albert Rivera: “La política hoy es una picadora de carne que te destroza, y por eso te pones una coraza”

Albert Rivera: “La política hoy es una picadora de carne que te destroza, y por eso te pones una coraza”

Albert Rivera ha estado en el plató de Buenos Días Madrid, en Café con Parole (con Euprepio Padula), para explicar qué le ha llevado a escribir su último libro, con este título tan sugerente: ‘Un ciudadano libre’. Un libro que acaba de salir el día 22 de septiembre y ya está en el ranking de libros más vendidos en España.

Ahora trabaja como presidente ejecutivo del bufete de abogados Martínez Echevarría y confiesa que está muy bien, porque puede ver desde fuera los movimientos en política sin tanto estrés: “Estar en la vida pública exige estar permanentemente en tensión de todo lo que pasa en el móvil, en el Twitter, en los teletipos, y yo ahora vivo sin esa tensión y dedicado a mis clientes, a mi bufete, a mi familia, a mis hobbies y esa tensión es excesiva”.

"Estar en la vida pública exige estar permanentemente en tensión"

El día que lo cambió todo

El día de inflexión, que lo cambió todo fue el 10 de noviembre de 2019, cuando su partido, Ciudadanos, pasño de tener 57 a 10 escaños en el Congreso, un batacazo electoral que le dio el 'último empujón’ para salir de la política.

“Se venía gestando el mal resultado electoral y también mi salida de la política. Porque una cosa es tener mal resultado y otra irte de la política. De hecho, el presidente actual del Gobierno y el líder de la oposición han tenido los peores resultados de la historia y uno es presidente del Gobierno y otro líder de la oposición”.

Sin embargo, Albert Rivera confiesa que ya estaba ‘madurando’ la decisión. “Como fue tan dura la última etapa ya en septiembre y en octubre ya iba pensando en qué decir si me fuera. Reuní a mi gente y les dije que ‘esto es un desastre y voy a tomar decisiones’, y me fui a dormir". Al día siguiente se tomó un café con Euprepio y comentó la idea de salir de la política.

"He sido siempre una persona reservada en mi intimidad"

Y ahora es cuando Albert dice estar disfrutando de su vida en familia y con su pareja. Por supuesto, con su hija mayor, Daniela, y con su nueva hija, Lucía.

“Mi hija (Daniela) no me ha reprochado nada. Era una niña de entonces 8 años y ahora nueve y en esos momentos tenía un pie en Barcelona y otro en Madrid. Cuando dejas a tu hija y la despides con una sonrisa y te despides de ella, en realidad te gustaría que desayunara contigo. Es duro. Cuando le conté que iba a dejar la política, lo primero que me preguntó es: ‘pero papá, ¿vas a tener más tiempo o no?’ Y yo le dije, hombre, espero que sí’.

Rivera decidió vivir una relación con la cantante Malú de forma discreta y privada.

“La respuesta se llama Lucía, que es nuestra hija. Hemos sido una piña, hemos aguantado “carros y carretas”, hemos aguantado bulos, difamaciones, acoso y derribo a ambos cada uno en su carrera, y en una relación así no pones por delante los intereses electorales. He sido siempre una persona reservada en mi intimidad, y no me arrepiento, lo haría todo exactamente igual”.

"Malú y yo hemos aguantado 'carros y carretas', bulos, difamaciones, acoso y derribo por ambos lados cada uno en su carrera"

Una mala relación con Pedro Sánchez

La relación de Albert Rivera con Pedro Sñanchez ha llegado a su peor punto. “Sánchez ha pegado un cambio tremendo a la fisonomía del PSOE. El PSOE de hoy no es el de hace 20 años, ahora tiene como socios a los separatistas y a los populistas de Podemos, y además traicionando a muchas de las cosas que decía. Decía que no podía dormir tranquilo con un ministro de Podemos, pues no debe dormir ni una hora , porque tiene un montón".

Rivera insiste: “Yo es que he defendido justo lo contrario de lo que está haciendo Sánchez, y no es nada personal. Sobre todo política. Y en lo personal, no me fío de Sánchez como no se fían muchos españoles, porque no es de fiar. Es una persona que se sube a una tribuna y revelar un whatsapp de una conversación, de filtrar una reunión… Estratégicamente Sánchez ha triunfado, pero moralmente yo creo que no es bueno para el país esta estrategia, porque esto divide a los españoles por bandos y genera un ambiente político desagradable".

"Yo no me fío de Sánchez porque es alguien que se sube a una tribuna y revela un whatsapp de una conversación. Estratégicamente ha triunfado, pero moralmente no es bueno para este país"

Albert Rivera confiesa que hay que estar “hecho de cierta pasta” para triunfar en la política: “Yo no le he hecho la pelota a los medios de comunicación lo suficiente”.

Un defensor de la economñia libre de mercado

Parte de esa ‘nueva libertad’ de Albert Rivera le lleva a hablar libremente de su apoyo a la economía capitalista. Muchos le han llegado a llamar ‘el niño del Ibex’:

"Cuando eres libre lo eres para todo. Yo defiendo políticas de libertad de comercio, de economía abierta, de flexibilización empresarial, pero yo no lo he hecho porque me hayan financiado ni me hayan dado dinero”. “Una cosa es hablar con empresarios y otra es cambiar leyes para beneficiar a empresarios, que eso yo nunca lo haría porque tengo moral y tengo ética”.

Rivera asegura que su mancha de la política es definitiva “porque la vida son instantes y etapas y yo he decidido cerrar esta etapa. Prefiero morir en la arena luchando que no luchar y no intentarlo. Yo he renunciado a cargos de ‘querer ser algo’.

"Prefiero morir en la arena luchando que no luchar y no intentarlo"

Lo que Rivera hubiera hecho para frenar la pandemia del coronavirus

En cuanto a la lucha contra la pandemia, Rivera “hubiera creado un comité de expertos de verdad, para que se tomaran las decisiones con criterios técnicos de verdad. En segundo lugar, la gestión de los fondos europeos debe ser una agencia independiente la que gestiones esos fondos, y tercero, yo hubiera convocado los pactos de la Moncloa dos, hubiera llamado al líder de la oposición y los partidos con los que no me llevo bien para encerrarme con los agentes sociales si hace falta un mes y sacar un acuerdo de Estado duradero”.

Si Pedro Sánchez le llamaran... “no me gusta un pelo este Gobierno, pero yo pongo por encima España de las siglas. Si pudiera poner un granito de arena, lo haría”.

Sin embargo, no volvería al escenario político como antes, ya que se encuentra feliz donde stá: “Ahora tengo más experiencia y serenidad, algunos éxitos y algunos fracasos. Creo que estoy viviendo un momento dulce”.

La política hoy es una picadora de carne, una máquina en donde se destroza. Llega un momento en que tú te pones una coraza y no dejas ver lo que hay tras la coraza. Te vas protegiendo y protegiendo, y la pregunta es ¿no deberíamos hacer otro tipo de política? ¿No podrían reunirse dos políticos y contar solo lo que se acuerda al final?”.

"La política hoy es una picadora de carne, lo destroza todo. Te pones una coraza y no dejas ver lo que hay detrás"

En cuanto a los periodistas, también tiene un mensaje para ellos: Les diría que El Boe y las presiones políticas no maten al periodismo, que mucho de lo que está pasando en este país se debe también a la falta de libertad en el periodismo”.