El precio del alquiler aumentó un 40% en 5 años en una decena de barrios de Madrid

El precio del alquiler aumentó un 40% en 5 años en una decena de barrios de Madrid

El Gobierno anunciaba que limitará el precio de los alquileres en aquellas zonas especialmente tensionadas o con alquileres "desorbitados" y mirando a Madrid, ¿a qué zonas tienen mayores papeletas para que se regulen los alquileres?

Según datos de Fotocasa, entre 2015 y 2019, en una treintena de barrios los incrementos han superado el 20% y en casi una decena, el aumento ha sido del 40%. El caso más llamativo es el de Embajadores, donde el incremento registrado ha sido del 50%. Es decir, si hace cinco años se podrá alquilar un piso de 80 metros en la zona por 1.000 euros, ahora, por ese mismo piso se piden 1.500 euros.

En Ibiza, Recoletos o Universidad-Malasaña, la subida ronda el 40%, los alquileres son ahora más de 400 euros más caros que hace un lustro, lo que puede dar idea del sobresfuerzo que debe realizar el inquilino para permanecer en esa vivienda.

¿Hay solución para el problema del alquiler en Madrid?

Los vecinos, indignados

Los que están en contra de esta regulación son los propietarios de las viviendas, los arrendatarios, que se están beneficiando de esta subida. Sin embargo, as zonas de los alrededores de Malasaña también se están contagiando de estas subidas.

Por su parte, los inquilinos están preocupados por estas subidas. Y es que Madrid está a la cabeza de las regiones más caras para alquilar vivienda en enero. El precio de la vivienda en alquiler se situó en los 10,57 euros por metro cuadrado en enero, lo que supone un incremento del 8,3% en comparación con el mismo mes del año anterior, según los datos del índice inmobiliario de Fotocasa.

Destaca que Madrid se sitúa a la cabeza de las regiones más caras para alquilar una vivienda, con precios que rondan los 15,16 euros por metro cuadrado. En Buenos Días Madrid hemos debatido sobre si conviene o no para la Comunidad estas limitaciones ya que pueden afectar a la economía de la región y a los bolsillos de los madrileños.