Sánchez se compromete a resolver "el conflicto catalán" y "superar la deriva judicial"

Sánchez se compromete a resolver "el conflicto catalán" y "superar la deriva judicial"

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a revalidar el cargo, Pedro Sánchez, ha asegurado en el inicio del debate de investidura en el Parlamento que para resolver el "conflicto catalán", ya que la Ley "por sí sola no basta" y ha defendido el diálogo para "superar la deriva judicial".

Pedro Sánchez ha culpado al Gobierno anterior de la crisis en Cataluña asegurando que se trata de una "crisis heredada", pero que asume con "lealtad institucional" para devolverla a la política "dejando atrás la judicialización que tanto dolor ha causado en la sociedad catalana".

Sánchez prometió trabajar para “poner fin a la confrontación territorial” a través de la mesa de diálogo entre el Ejecutivo central y el de la Generalitat en la que se abordará “el conflicto político en Cataluña”. Anunció la creación de la Mesa de diálogo entre el Gobierno de España y el de la Generalitat, tal y como se recoge en el acuerdo alcanzado entre el PSOE y ERC.

Sánchez se comprometió a “mejorar” los mecanismos de colaboración institucional con todas las comunidades autónomas y, en ese contexto, aludió al “conflicto político” que, a su juicio, existe en Cataluña. “Vamos a debatir dentro del marco constitucional y vamos a poner fin a esta confrontación territorial”, sentenció el secretario general de los socialistas, lo que arrancó aplausos de diputados de ERC. Abundó en que el Gobierno “va a trabajar para superar el conflicto político en Cataluña” y que esto es algo que “debemos hacer por todos los catalanes y por el conjunto de españoles”. “El diálogo, siempre dentro de la Constitución, será una prioridad absoluta para alcanzar fórmulas de entendimiento y encuentro”, se reafirmó.

El candidato socialista ha defendido que en España no existe un único modo de vivir la identidad nacional, pero cree necesario compatibilizar los sentimientos diversos bajo unas mismas reglas de respeto.

Sánchez arremetió en su discurso contra las formaciones políticas que agitan los “peores presagios” para España, en clara referencia a PP, Vox y Ciudadanos por criticar el pacto del PSOE con Podemos y ERC.

"Algunos agitan los peores presagios sobre el porvenir de España"

Desde la tribuna en el Congreso, Sánchez sostuvo que, tras los resultados de las urnas del 10-N y después de las citas electorales en 2019, “manifestada la posición de cada formación, no cabía otra mayoría parlamentaria que la que hoy presentamos”. Eso le llevó a expresar su “pesar” por la conducta de las fuerzas de la derecha democrática “al negarse a prestar la menor contribución a la gobernabilidad de España”.

Así las cosas, criticó que “agiten los peores presagios sobre el porvenir de España y a la vez se nieguen a evitarlos”, y encima “no muevan un dedo por evitar que sucedan”.