Un grupo de menores hacen botellón y se enfrentan a los vecinos y a la Guardia Civil en Paracuellos

Un grupo de menores hacen botellón y se enfrentan a los vecinos y a la Guardia Civil en Paracuellos

Menores impunes y vecinos impotentes, es lo que se vive a diario en Paracuellos del Jarama. Insultos a la Guardia Civil, peleas continuas, botellón y si a los vecinos se les ocurre decirles algo encima reciben amenazas del tipo de "sabemos dónde vives" o "sabemos cuál es tu coche".

Aseguran los vecinos que viven al lado del parque donde se celebran los botellones, que ocurre casi todos los días, sobre todo los fines de semana. A pesar de que los parques están precintados los jóvenes se reúnen hasta altas horas de la mañana y no dejan dormir a los vecinos.

Se dedican a beber, a gritar y a fumar sin mascarilla y se quejan de que eso ayuda a que aumenten los contagios de coronavirus.

Hay padres que apoyan a sus hijos en contra de la Guardia Civil

En un vídeo grabado por los propios vecinos, se puede ver a una pareja de la Guardia Civil que acude al lugar tras algún aviso de un vecino. La pareja de guardias es insultada gravemente. La Benemérita ha realizado tres propuestas de sanciones, pero desde comunicación del cuerpo policial aseguran que que el problema del botellón corresponde atajarlo al Ayuntamiento de Paracuellos del Jarama.

Además la Guardia Civil recibe casi todos los fines de semana avisos de botellones en este parque. En esta ocasión dicen los vecinos que también llegaron padres de algunos de los jóvenes para apoyar a sus hijos en contra de la Guardia Civil.

Los vecinos están hartos y les han llamado la atención en numerosas ocasiones pero como son menores se creen intocables, incluso les han amenazado diciéndoles que saben cuáles son sus coches y que los van a quemar.

Se quejan de la dejadez del ayuntamiento

Afirman que desde que terminó el confinamiento por el covid-19 hay un poco de dejadez por parte del ayuntamiento y que cuando llaman a la Policía Local casi nunca aparecen. Dicen que destrozan todo, las mesas que hay, los bancos y que nunca usan los contenedores para tirar la basura por lo que todo está en el suelo.

Incluso la semana pasada llegaron a quemar un árbol. Además dicen que muchas tardes también están los padres con los niños más pequeños bebiendo cervezas. Incluso están a las doce de la mañana.