El descuartizador de Valdemoro pretendía hacerse una careta humana con su víctima

El descuartizador de Valdemoro pretendía hacerse una careta humana con su víctima

Cada día que pasa conocemos nuevos detalles del crimen que acabó con la vida de Belén, la joven de 18 años presuntamente descuartizada por el ya llamado 'carnicero tatuador' de Valdemoro.

Detalles a los que Telemadrid ha tenido acceso en exclusiva y que evidencian la personalidad extraña del presunto homicida. El descuartizador de Valdemoro, por ejemplo, pretendía hacerse una careta humana con la víctima, a la que, según la investigación, la mató en su casa.

El carnicero tatuador’ había separado la carne de los huesos de su víctima con un gran cuchillo afilado y la piel la tenía ya preparada en una bolsa.

Manual para desmembrar

El detenido, Leandro, de nacionalidad colombiana, disfrutaba descuartizando el cuerpo de la víctima. En su casa, según fuentes de la investigación, se han encontrado manuales de cómo desmembrar un cuerpo humano.

En la casa, que okupaba ilegalmente, se han encontrado todo tipo de objetos siniestros y diabólicos, calaveras, muñecos torturados, instrumentos de tortura, elementos de rituales satánicos, material de prácticas sadomasoquistas, etc. También muñecos de terror y entre ellos, uno de Hannibal Lecter, el asesino que ayuda a detener a otro asesino que se hacía trajes con la piel de sus víctimas en 'El silencio de los corderos'.

El descuartizador de Valdemoro mató a Belén en el macabro y satánico escenario de su casa

Según avanza la investigación se ha puesto de manifiesto que las puñaladas que la víctima tenía en el tórax no le llegaron al corazón, por lo que se cree que murió asfixiada.

Además, y según estas mismas fuentes, la participación de la exnovia está bastante clara.