La nave tripulada Dragon Endeavour regresa a la tierra desde la Estación Espacial Internacional

La nave tripulada Dragon Endeavour regresa a la tierra desde la Estación Espacial Internacional

Acaba con éxito la misión de la primera nave espacial Dragon con tripulación, que anoche amerizó en el golfo de México. Una histórica misión de la NASA, que marca un hito en los viajes espaciales y que permite a la agencia estadounidense dejar de depender de la Soyuz rusa para ir a la Estación Espacial Internacional.

Denominada Endeavour, culminó con éxito su misión de algo más de dos meses con destino a la Estación Espacial Internacional, con su regreso a la Tierra este 2 de agosto.

Se trata del primer regreso a la Tierra de astronautas estadounidenses en una nave espacial estadounidense desde la retirada del transbordador espacial en 2011. Desde entonces, Estados Unidos había necesitado ocupar asientos en las Soyuz rusas para viajar a la Estación Espacial Internacional.

Tripulada por los astronautas Douglas Harley y Robert Behnken, y construida y operada por Space X bajo un contrato de transporte espacial para la NASA, Endeavour llegó el 31 de mayo al complejo orbital tras un vuelo de apenas 24 horas, similar al del viaje de regreso. Tras abandonar la Estación Espacial Internacional en la tarde del 1 de agosto, la nave espacial cubrió varias vueltas a la Tierra antes de iniciar la maniobra de desorbitación a las 17.56 UTC de este domingo.

Tras su reentrada en la atmósfera, la cápsula con la tripulación amerizó con la asistencia de paracaidas a las 18.48 UTC en el Golfo de México, frente a la costa de Pensacola, Florida, según lo previsto y con buenas condiciones meteorológicas. Un buque de recuperación les esperaba para el traslado a tierra firme.