Más Madrid promete no ser un partido "vertical"

Más Madrid promete no ser un partido "vertical"

Más Madrid ha celebrado este lunes el "éxito" de su proceso para dotarse de una organización interna, y ha proclamado su intención de "recuperar esa cultura política" que caracterizó a las llamadas fuerzas del cambio y desterrar el modelo de partido "vertical", sustituyéndolo por uno colegiado.

Dicho proceso concluyó la semana pasada, y salieron elegidas las candidaturas encabezadas por la portavoz de medios del partido en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre (para la dirección municipal), y por la diputada autonómica Mónica García (para la dirección regional). Ambas han comparecido en una rueda de prensa donde han expuesto su intención de liderar "una organización abierta", que integre "a la gente de la calle" y que consiga atraer a personas que se han "desencantado de la política".

Maestre ha aseverado que aspira a "sumar a personas que estén a medias" en cuanto a su involucración en política y a "que se sientan independientes", rasgo que, ha afirmado, hace a Más Madrid "muy distinto" de otras formaciones. También ha opinado que, si bien "los espacios donde manda uno" se entienden con mayor facilidad por la ciudadanía, la apuesta por la participación, aunque "más compleja", resulta a la larga "más eficaz" y tiene mayor capacidad integradora.

Respecto al hecho de que las candidaturas ganadoras se hayan impuesto prácticamente sin oposición alguna, copando en ambos casos todos los puestos de los órganos de dirección, Maestre ha alegado que hubo un largo proceso de "construcción previa", de "incorporación" y "diagnóstico", y que de hecho en su lista iban personas "a las que no conocía previamente".

Aunque la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Marta Higueras, o los concejales José Manuel Calvo y Luis Cueto se desmarcaron de este proceso de organización interna, Maestre ha dejado claro que seguirán trabajando juntos en el grupo municipal, al que corresponderá decidir sobre cualquier cambio en su configuración.

Por su parte, Mónica García ha llamado a "volver a abrir la puerta a todas aquellas personas que piensen que la política es transformadora", y a desechar la noción del "militante férreo" de partido para dar cabida a "la discrepancia".

A su vez, ha calificado de "verdadera proeza" que, dadas las circunstancias actuales, más de mil personas hayan participado en un proceso organizativo que no consistía solamente en "darle al botón", como demuestra el hecho de que se registraran "más de 500 enmiendas" a los documentos presentados.

Cuando le han preguntado si serán ella y Maestre las candidatas de Más Madrid en las próximas elecciones autonómicas y municipales, García ha dicho que ahora mismo no están "en clave electoral" y están centrados en conseguir "gestionar bien las diferencias sin que eso sea concebido como un frente constante político".

Maestre ha concluido que este proceso organizativo dará a Más Madrid "más fuerza a la hora de trabajar", después de haber analizado y diagnosticado sus "prioridades políticas" cara al próximo curso.

Mejores Momentos

Programas Completos