PP y Vox censuran la hipocresía de Iglesias por criticar los escraches y apoyarlos cuando se los hacían a los demás

PP y Vox censuran la hipocresía de Iglesias por criticar los escraches y apoyarlos cuando se los hacían a los demás

Al Congreso de los Diputados también han llegado las caceroladas y protestas que recorren ya buena parte del país. Desde el PP condenan los escraches frente a las casas de José Luis Ábalos o Pablo Iglesias, pero recuerdan que él mismo los defendió hace unos años. Críticas también al vicepresidente por parte de Vox al que acusa de amenazar a la oposición.

Mientras, la presidenta de la Comunidad Isabel Díaz Ayuso, ha contestado a las amenazas de Pablo Iglesias diciéndole que no se puede señalar la casa de nadie como entiende que hizo él cuando advirtió que la siguiente afectada podría ser ella o Santiago Abascal.

Las caceroladas continúan. Desde Galicia a Valencia y algunas acaban, a veces, en casa de los políticos, como en la del ministro Ábalos o ésta otra, frente a la del vicepresidente Iglesias.

Casado censura la hipocresía

Escraches que condena el PP, aunque hace memoria. “Censuro la hipocresía de quienes nos lo hacían a los demás como jarabe democrático y ahora nos critican cuando lo sufren”, ha dicho en referencia a las palabras de Iglesias en 2013 cuando dijo que “los escraches son ante todo el jarabe democrático de los de abajo”.

Amenazas a la oposición

Críticas también desde Vox a lo que consideran una amenaza a la oposición: “Su vicepresidente ayer animó los escraches contra las casas de varios diputados que aquí estamos”, ha dicho Santiago Abascal quien se ha referido a lo que dijo Iglesias: “Hoy es gente de derechas manifestándose en la puerta de mi casa. Mañana será gente de izquierdas manifestándose enfrente del apartamento de Ayuso o enfrente de la casa de Abascal” a las que la propia Ayuso ha contestado, recordando que hace dos años ella defendió a Iglesias cuando señalaron su casa.

Precisamente, a Ayuso ha vuelto a señalar Podemos, por boca de Pablo Echenique: “Usted, señor Casado, habría jaleado desde el Gobierno de España, como hace la señora Ayuso, manifestaciones en los barrios más pudientes a las que asisten conocidos neonazis”, ha dicho. Unas protestas para las que el PSOE pide prudencia

Pintadas en casa de Mendía

Por otra parte, cabe destacar el ataque con pintura roja y octavillas con insultos de asesina ante el domicilio de Idoia Mendía, la líder del partido socialista en el País Vasco. Pintadas que aluden a la huelga de hambre que ha iniciado el preso de ETA, Patxi Ruiz. También piden la amnistía para todos los presos etarras. Todos los partidos vascos han condenado la agresión de grupos radicales de la "kale borroka".

Mejores Momentos

Programas Completos