El Palacio de Hielo ya funciona como morgue para albergar los cadáveres de los fallecidos por coronavirus

El Palacio de Hielo ya funciona como morgue para albergar los cadáveres de los fallecidos por coronavirus

España bate récord de mortalidad por el coronavirus con 514 muertes en las últimas 24 horas. Ya son, en total, 2.696 fallecidos. Y Madrid es la región más afectada con 1.535 fallecidos, 272 más que el lunes. La curva sigue subiendo y también los contagios. Ya hay 12.352 personas infectadas.

La esperanza llega de la mano de las 2.291 personas que han logrado superarlo. Son camas que se liberan, pero sigue habiendo saturación en muchos hospitales, tanto como en las funerarias. Por eso, el Palacio de Hielo ha comenzado ya a funcionar como un depósito intermedio para albergar los cadáveres de los fallecidos por coronavirus. Allí están llegando ya los primeros féretros.

En la pista de hielo

En la pista del Palacio de Hielo, con 1.800 metros cuadrados, empezaron el lunes a recibir cadáveres del COVID 19. Bajo los cuerpos habrá una capa de polímero para protegerlos.

Este martes las furgonetas de la Unidad Militar de Emergencias han transportado a los fallecidos desde anoche. Por la mañana veíamos ya coches fúnebres que recogían a los fallecidos. Y se trasladaban vallas también, para terminar de instalar la morgue.

Duro para los madrileños

A muchos madrileños se les hace duro imaginar esta pista, que siempre ha sido sinónimo de diversión, convertida en un depósito de cadáveres. Por ello, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido disculpas por ello a los vecinos de Madrid.

Son "tiempos dramáticos" por la situación que vive estos días la capital del país –ha dicho- "un desafío al que muchas generaciones de españoles no habían tenido tiempo de acometer". "Son situaciones dramáticas que exigen tomar decisiones, y pido a la ciudadanía comprensión", ha lanzado.

Almeida ha explicado que se trata de una medida acordada "ante el aumento progresivo del número de fallecidos y la imposibilidad de las funerarias para poderlos enterrar en el plazo establecido".

Imágenes que no ayudan

Enrique López: "En Madrid no se ha producido ningún caso de abandono en residencias"

Mientras, las autoridades quieren evitar las imágenes de los féretros porque no aportan nada “y tampoco ayudan”. Esta vez le ha tocado al Palacio de Hielo el papel más duro. En el 11-M la morgue se instaló en IFEMA. Al ferial madrileño esta vez le ha correspondido el hospital montado en tiempo récord, y que ha dado mucha esperanza a los madrileños en la capacidad de respuesta de la ciudad.