Marlaska se ampara en su número 2 y en el respeto a la carrera del coronel cesado

Marlaska se ampara en su número 2 y en el respeto a la carrera del coronel cesado

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado este miércoles en el Congreso de los Diputados que no relacionó en sus primeras comparecencias el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos con el informe del 8M enviado a la juez que investiga la primera respuesta al coronavirus por "respeto a la carrera profesional" de este alto mando de la Guardia Civil.

"No voy a dimitir, no he cometido ninguna ilegalidad, ni yo ni me equipo. Yo no he cesado al señor Pérez de los Cobos, sino que ha sido el secretario de Estado a propuesta de la Guardia Civil", ha dicho en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde se ha enfrentado a tres preguntas y también a una interpelación de Ciudadanos.

Ante las reiteradas peticiones de dimisión realizadas por parte de PP, Ciudadanos y Vox, Grande-Marlaska ha repetido --como ayer en el Senado-- que el cese estuvo relacionado con una filtración del informe del 8M remitido a la juez Carmen Rodríguez-Medel, aunque añadiendo ahora que quiso respetar la carrera profesional de Pérez de los Cobos al no mencionarlo en un primer momento.

"No quise decir nada porque tengo respeto a la carrera profesional del señor Pérez de los Cobos, ustedes están tratando de indagar en más razones y perturbar esa carrera profesional", ha respondido ante las críticas de la oposición por el relevo del coronel jefe de la Comandancia de Madrid y, antes de esto, alto cargo de la Secretaría de Estado de Seguridad y también coordinador del dispositivo policial para impedir el referéndum del 1-O.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha vuelto a reclamar la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a quien se ha preguntado "por qué no ha dimitido" y tras decirle "márchese" ha asegurado que "da pena y miedo".

"Parece que usted quería defender al Gobierno en una investigación judicial", le ha reprochado el diputado de Ciudadanos Edmundo Bal durante la defensa de la interpelación, acusando al ministro del Interior de "mentir" porque en el caso de preocuparle la filtración del informe del 8M debería esperar a que esto lo investigara un juez. Tanto Bal como la diputada del PP Ana Vázquez han citado a la ministra de Defensa, Margarita Robles, cuestionando que la nueva cúpula de mando de la Guardia Civil que encabeza el general Pablo Salas haya sido consensuada previamente entre ambos ministerios. El diputado de Ciudadanos ha recordado su pasado como abogado del Estado para lamentar que Grande-Marlaska "ha dilapidado" su prestigio.

El diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro ha tachado de "tramposa e inmoral" la conducta del ministro. "Ya no queda nada de aquel magistrado que fue, que luchaba contra ETA. Ahora es un puro aprendiz de esbirro de un gobierno que pacta con ETA", le ha dicho. "Váyase y deje la puerta abierta porque pronto le seguirán los señores Iglesias y Sánchez", ha concluido el diputado de Vox.

Al igual que ha hecho por la mañana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el ministro del Interior se ha presentado como víctima de su decisión de "desmantelar el Ministerio del PP", en alusión a la llamada 'policía política'.

En el debate Grande-Marlaska ha negado que se incurriera en una injerencia hacia el Poder Judicial o que quisiera directamente liderar la investigación por la filtración del informe del 8M enviado a la juez Carmen Rodríguez-Medel, algo que, ha dicho, corresponde en todo caso a la Policía Judicial.

El ministro ha pedido respeto para el general Salas y la nueva cúpula de la Guardia Civil.