Coslada, conmocionada por el último ataque de un perro de raza peligrosa

Coslada, conmocionada por el último ataque de un perro de raza peligrosa

Los efectivos del Summa solo han podido constatar su muerte. Un vecino de Coslada de 47 años ha muerto a causa de las innumerables mordeduras que su propio perro le ha provocado en la cara.

La víctima, que además tenía otros perros guardianes, se hallaba dentro de la vivienda junto con unos familiares cuando se produjo el ataque, en una casa baja de un polígono en la zona de la estación, a la entrada de Coslada.

21 son las personas fallecidas en nuestro país por ataques de perro peligroso desde 2010. Cuatro de ellos en nuestra región.

Antes de este domingo, el último caso se dio este enero. Un octogenario moría tras ser atacado por tres perros de raza rottweiler que estaban sueltos en una cementera de Puente de Vallecas.

En noviembre del año pasado, dos mujeres, madre e hija, de 57 y 41 años, eran halladas muertas en el patio de su casa en Colmenar de Oreja. Las heridas apuntaban una causa, habían sido atacadas por sus dogos de Burdeos.