El Stonehenge español, descubierto en un pantano de Cáceres

El Stonehenge español, descubierto en un pantano de Cáceres

Emerge del agua como un tesoro milenario. Esta construcción megalítica de hace 7000 años vuelve a ver la luz. Es el dolmen de Guadalperal, en Cáceres.

La bajada del nivel de las aguas del pantano de Valdecañas ha permitdo que se vea íntegro por primera vez en décadas.

Se cree que inicialmente fue un templo solar edificado a orillas del Tajo, y después un centro ceremonial para entierros.

Ya se le conoce como el Stonehenge español, en alusión al conjunto megalítico británico, aunque el hallazgo de Cáceres le supera en antigüedad.

La asociación Raíces de Peraleda, el municipio más próximo, ha pedido su traslado para evitar que vuelva a quedar sumergido bajo las aguas del pantano.

La Junta de EXtremadura y el ministerio de Cultura han creado un grupo de trabajo y de momento han acordado matener el dolmen en su actual posición.

El agua ya cubre parcialmente la base. No se sabe cuando volverá a quedar al descubierto. Sus secretos se sumergirán y con ellos uno de los vestigios históricos más antiguos de la península.