Cientos de miles de personas marchan en Madrid en el Día de la Mujer

Cientos de miles de personas marchan en Madrid en el Día de la Mujer

Cientos de miles de personas - 120.000 según la Delegación del Gobierno - han marchado en Madrid en la manifestación por el Día Internacional de la Mujer, bajo el lema "Con derechos, sin barreras, feministas sin fronteras".

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha destacado que la manifestación se ha desarrollado "sin incidentes", en un "clima de tranquilidad" y en un ambiente reivindicativo.

La manifestación arrancó a las 17:00 horas del Paseo del Prado y tras tres horas, su cabecera ha llegado a la plaza de España, donde los organizadores, la Comisión 8M Madrid, ha dado lectura al manifiesto de la jornada reivindicativa.

libertad sexual, seguridad e integridad física

La libertad sexual, la seguridad y la integridad física de las mujeres ha sido la principal reivindicación de la multitudinaria manifestación que ha vuelto a clamar por el derecho de las mujeres a ser libres, reivindicar la igualdad y exigir el fin de la violencia y las discriminaciones que padecen las mujeres.

La exigencia de las mujeres de vivir su sexualidad en libertad ha sido la protagonista de la manifestación.El "sola, borracha, quiero llegar a casa", que ha estado en el centro de la polémica política tras el impulso del anteproyecto de ley de libertad sexual, se ha vuelto a escuchar en las calles madrileñas.

No sólo se protestaba contra la violencia sexual, también se pedía libertad para decidir a quién amar y se hacía diciendo "ama sin am@", "me gustan las peras, me gustan las manzanas, y en la cama con quien me dé la gana".

"El machismo mata más que el coronavirus"

En la manifestación de este año se han hecho bastantes referencias a la epidemia del coronavirus: "La verdadera epidemia es el patriarcado" o "el machismo mata más que el coronavirus (por eso estoy aquí)".

Ha habido recuerdos a las 1.046 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas mediante aquellas que han sido las "voces de las que no pueden gritar", esas víctimas a las que quisieron enterrar "pero son semillas".

La lucha contra el racismo, el fascismo y la precariedad laboral se han dejado sentir, así como la llamada al respeto de las mujeres transexuales. Y ha habido espacio para la memoria, para recordar a feministas históricas y reivindicar a las grandes olvidadas.

TODOS LOS PARTIDOS MENOS VOX

Los principales partidos políticos, salvo Vox, y una nutrida representación del Ejecutivo -hasta ocho ministros - han acudido a la marcha de Madrid.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, que caminó junto a la pancarta de Unidas Podemos en la que podía leerse "Unidas, libres y feministas", ha abogado por ha abogado por una "gran alianza feminista".

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha subrayado que la revolución de las mujeres es "imparable, pacífica y absolutamente cargada de justicia".

Los representantes políticos de Ciudadanos que han acudido a la marcha han abandonado la manifestación por consejo de la Policía después de haber sido increpados por algunos manifestantes. "Estas calles son de todos, esta causa es la nuestra, de todas las mujeres que estamos aquí", ha denunciado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.